Se encuentra usted aquí

Goldie Hawn, despeinada pero feliz

Cualquiera diría que el avión que dejó a Goldie Hawn en el aeropuerto de Los Ángeles tenía una ventanilla rota

Goldie Hawn, despeinada pero feliz

Cualquiera diría que el avión que dejó a Goldie Hawn en el aeropuerto de Los Ángeles tenía una ventanilla rota, pues solo hay que ver los pelos con los que aterrizó la actriz para darse cuenta de que las alturas no le sientan nada bien. No obstante, Goldie era todo sonrisas a su llegada a la ciudad de California, y se dejó fotografiar con un estilismo tan desaliñado como su look capilar.

Publicidad