Se encuentra usted aquí

Robert Pattinson sigue de cerca la participación de su hermana en 'Factor X'

El actor británico sigue con interés la trayectoria de su hermana Lizzy en el concurso musical

Robert Pattinson sigue de cerca la participación de su hermana en 'Factor X'

La hermana de Robert Pattinson, Lizzy, de 31 años y aspirante a estrella de la música, pasó este fin de semana una más de las audiciones necesarias para conseguir entrar en las galas en directo de la edición británica del programa musical 'Factor X'. Y en cierto modo, con ella pasó también su hermano.

El vampiro de 'Crepúsculo', de 28 años, ha estado muy pendiente de la evolución de su hermana en el concurso de talentos, incluso llegó a elogiar su valentía por presentarse a un programa así, algo que él "nunca se hubiera atrevido a hacer".

Pero no solo ha servido de apoyo moral a su hermana, sino que la ha ayudado también en la selección de canciones que la joven ha presentado ante el jurado -compuesto por el productor Simon Cowell, el mánager Louis Walsh y las cantantes Mel B y Cheryl Cole.

"Le envié un enlace con las canciones para la fase de 'la casa de los jueces' [Lizzy actuará ante Simon Cowell] y dijo que sonaban realmente bien. Uno de los temas era bastante desconocido pero a él le gustó", explicó la propia Lizzy al periódico The Sun.

Su trayectoria dentro del concurso ha despertado tal interés en su hermano que incluso ella misma se mostró sorprendida.

"Estoy alucinada por lo interesado que está en el programa. Vio mi primer casting, y luego me contó lo que le había parecido. Eso significó mucho para mí", confesó.

Aún está por saber si la joven Pattinson logra su plaza como concursante de las galas en directo del formato televisivo porque por lo que ella misma ha contado no lo ha tenido fácil tras enfermar horas antes de presentarse ante Cowell en su casa de Los Ángeles.

"Comencé a sentirme mal el día anterior a ir [a Los Ángeles]. Todo sucedió en un mal momento. Nadé en el mar, lo que probablemente no ayudó. Sentía como si no tuviera ningún control sobre las notas más altas. No sabía qué nota iba a salir. Así que probablemente me forcé más de lo que estoy acostumbrada", contó.

Publicidad