Se encuentra usted aquí

Al descubierto el lado oscuro de Lady Gaga

La afamada artista se enfrenta a la publicación de un libro que narrará algunas de sus anécdotas más embarazosas, cortesía de la exempleada que la demandó

79f359427427f7a449e3952e86590f70.jpg

Aunque ha pasado más de un año y medio desde que Jennifer O'Neill, quien fuera asistente personal de Lady Gaga desde 2009 hasta 2011, acusara a la famosa cantante de deberle más de 7.000 dólares en concepto de horas extra y de haberla sometido a todo tipo de humillaciones durante el tiempo en que estuvo trabajando para ella, la creciente polémica sobre el asunto está lejos de disiparse, sobre todo porque O'Neill acaba de firmar un contrato con una editorial para trasladar sus experiencias a un nuevo libro que verá la luz el próximo otoño.

Como publica el diario The New York Post, la mediática exempleada podría recibir un millón de dólares por destapar el lado más oscuro de la estrella del pop en una obra que se titularía provisionalmente 'El monstruo de la fama', que además de jugar con los nombres de los dos primeros discos de la artista, encerraría todo tipo de episodios truculentos que pondrían de manifiesto el lado más "estrafalario" y "autoritario" de la diva neoyorquina.

Pese a que el manuscrito todavía no está finalizado, los documentos legales que Jennifer O'Neill facilitó en 2013 a un juzgado de la Gran Manzana dan cuenta de lo que probablemente estará presente en el controvertido libro autobiográfico, teniendo en cuenta que en su momento relató con todo tipo de detalles algunas de las órdenes que solía recibir de Lady Gaga durante sus meses de trabajo en la exitosa gira 'The Monster Ball Tour'.

"Gaga me obligaba a dormir todas las noches con ella en su cama porque le daba miedo pasar la noche sola. No había ni un solo minuto del día en el que pudiera disfrutar de un mínimo de privacidad, no me dejaba hablar por teléfono con mi familia ni con mis amigos, ya que en su opinión eso me distraía de mis tareas, que comenzaban a primera hora de la mañana y continuaban durante la madrugada", rezaba el texto que Jennifer envió a la corte.

Sin embargo, las declaraciones de Jennifer O'Neill fueron rápidamente desmentidas por la propia Lady Gaga a través de un recurso judicial y una explicación a los medios de comunicación llena de referencias ofensivas a quien en su momento consideraba como una trabajadora "imprescindible".

"Esta maldita rata solo quiere ganar dinero a mi costa, un dinero que no se merece y que jamás recibirá porque no trabajó en absoluto para ello. Nunca he faltado al respeto a mis empleados y jamás les he pedido nada fuera de lo común, estuviera o no a su alcance", explicaba Gaga en medio de la controversia.

Por: BangShowbiz.

Publicidad