Se encuentra usted aquí

A Miguel Bosé no le gusta la comida que ofrecen en una aerolínea

El polémico intérprete critica el servicio de comidas de la popular compañía aérea a través de Twitter, donde ha dado rienda suelta a su temperamental carácter.

f5a7ebd93eae30ae00ad8ecb9c8de6d5.jpg

El veterano artista es conocido por su transparencia a la hora de ejercer su derecho a la crítica, como ha demostrado en incontables ocasiones al enfrentarse a periodistas, políticos y a cualquiera cuyo modo de actuar no entre dentro de sus parámetros morales. Y para seguir cultivando esa fama combativa que tanto le caracteriza, Miguel Bosé no ha dudado ahora en hacer uso de las redes sociales para desahogarse sobre la última ofensa que ha recibido de la compañía Iberia, cuyo servicio de comidas parece no ser precisamente del gusto del popular cantante. 

 

"¡Es una auténtica vergüenza lo de Iberia! Lo de las comidas no tiene nombre: malas no, lo siguiente. Con lo que cuestan los tiquetes debería esforzarse más en este sentido. En breve les llegará mi reclamación escrita, porque por esta ya sí que no la paso", anunció Bosé a través de su perfil de Twitter.  

 

Afortunadamente para las azafatas y demás personal de la aeronave, el cantautor decidió canalizar su ira a través del medio escrito en vez de exhibir públicamente el mal carácter que le invade cuando está enojado, entre otras cosas porque Bosé reconoce que el servicio que le ofreció la tripulación fue "impecable" a pesar de la pésima calidad de los productos que tuvo que ingerir.  

 

"Hay que decir que el trato de la tripulación fue impecable en todo momento. Los pobres no sabían qué cara poner a los comentarios que dejé y a las muestras de disconformidad de otros pasajeros", apuntó en otro de los dardos verbales que lanzó contra la aerolínea.  

 

Este último episodio en la larga trayectoria de salidas de tono de Miguel Bosé, sin embargo, no ha generado tanto revuelo como su reciente ataque verbal al ayuntamiento de Madrid y a su máxima dirigente, la alcaldesa Ana Botella, a quienes calificó de "chiste de mal gusto" por el lamentable estado en que, a su juicio, se encuentra la capital de España.  

 

"El ayuntamiento de Madrid es un chiste de mal gusto en estos momentos, porque es una alcaldía heredada que no hemos votado los madrileños. Tendremos que aguantarla hasta que podamos recuperar Madrid en todo su esplendor, que no va a ser precisamente con el equipo de gobierno que tenemos ahora", aseguró el intérprete durante el estreno de una exposición artística sobre el reciclaje, en la línea de unas polémicas declaraciones anteriores con las que comparó el estado de la Comunidad Valenciana con la situación política de Cuba.

 

Por: Bang Showbiz 

Publicidad