Se encuentra usted aquí

Furruscar compra apartamento y arroja la casa por la ventana

Doña Malicia le insiste a su hija Grásica para que enamore a Furruscar, ya que tiene dinero y, como ejemplo de una vida digna, le recuerda la película "El

La llegada del taxista al edificio no le hace ninguna gracia a Lambicio, el portero, quien queda sorprendido cuando ve que la nevera del trasteo viene caminando, porque tiene 12 pies altura.

La tranquilidad de los residentes del lugar se acaba con la fiesta que organiza el nuevo vecino. Carita, Avaro y la Policía Militar intentan convencer a Furruscar de bajarle el volumen a la música, para poder oír a las bandas que se presentan en el Festival de Rock al parque.

Publicidad