Se encuentra usted aquí

Lena Dunham defiende a Kim Kardashian de las burlas recibidas tras su atraco en París

La actriz y guionista ha arremetido duramente contra los internautas que se han venido mofando del dramático incidente ocurrido en su apartamento de la capital francesa.

Lena Dunham defiende a Kim Kardashian de las burlas recibidas tras su atraco en París

Foto: AFP

Foto: AFP

Lena Dunham ha salido en defensa de Kim Kardashian tratando de hacer entender a sus detractores que ante todo es un "ser humano" que acaba de vivir una de las experiencias más traumáticas de su vida, una idea que a simple vista parece obvia pero de la que la actriz ha tenido que echar mano por culpa de las burlas constantes que ha recibido la estrella tras el robo que sufrió a punta de pistola durante su estancia en París.

"Lo que más odio de este asunto es que la gente se está tomando la licencia de hacer bromas al respecto y estamos hablando de un ser humano. Puede que ella haya hecho pública su vida de una manera y que haya personas que no estén de acuerdo con todo lo que hace, pero es una mujer, hija y madre que acaba de pasar por una situación atroz. Así que mi corazón está con Kim", confiesa la intérprete en el programa de radio 'The Breakfast Club' emitido ayer miércoles.

En vista de las bromas pesadas que se están realizando a costa de la estrella televisiva, Lena ha prometido que, por su parte, tendrá más cuidado a la hora de exhibir su sentido del humor en relación con asuntos delicados, después de que el pasado septiembre no midiera demasiado bien sus palabras a la hora de referirse al jugador de fútbol americano Odell Beckham Jr., al que a modo de broma le acusó de mirarla "como si no tuviera la figura de una mujer que cumple su patrón". Ahora la guionista y actriz ha reconocido que transmitió una imagen preconcebida del deportista sin haberse molestado en conocerle personalmente primero.

"Eso estaba en mi propia cabeza. Fue una gran lección para mí aprender que a veces el humor puede ser dañino e injusto. Estaba en la gala del Met y me sentía muy cohibida ahí sentada, por lo que empecé a montarme una película en la cabeza, pensando: 'Odell no quiere sentarse a mi lado. No quiere hablar conmigo. Piensa que soy una basura y que parezco un chico'. Todo eso me vino de repente y parecía que realmente lo estaba acusando de ser un misógino [...]. Seré más cuidadosa en un futuro a la hora de asegurarme de que mi humor se entienda bien y no crear algo destructivo", asegura la intérprete en la misma entrevista.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad