Se encuentra usted aquí

El actor Jonah Hill cancela sus entrevistas en Francia tras ser 'ridiculizado' en un programa televisivo

Hill habría decidido cancelar todas las entrevistas en el Festival de Cine Deauville después de sentirse ofendido por las bromas que le hicieron en el programa 'Le Grand Journal'.

El actor Jonah Hill cancela sus entrevistas en Francia tras ser 'ridiculizado' en un programa televisivo

Foto: AFP

Foto: AFP

El actor Jonah Hill ha tomado la decisión de cancelar todas las entrevistas promocionales de la película 'Amigos de armas' que tenía previstas en el marco del Festival de Cine de Deauville (Francia) -donde solo participó en la rueda de prensa- después de sentirse ofendido por el trato que recibió durante su aparición en el programa 'Le Grand Journal', según se hace eco el periódico 20 Minutes.

A pesar del polémico sentido del humor que ha exhibido en sus películas, a la estrella de Hollywood no le sentaron nada bien las bromas que la periodista francesa Ornella Fleury le dedicó en antena mientras repasaba algunas de las escenas más polémicas que Jonah ha protagonizado en la gran pantalla.

"En el momento en que te vi siendo sodomizado por un demonio de tres metros [en la película 'Juerga hasta el fin'], me dije: 'Este es el hombre de mi vida'", le aseguró la presentadora al intérprete, que no dudó en devolverle la pulla preguntándole: "¿Y tú? Por lo que sé a ti también te sodomizan bastante a menudo".

Pero esa no fue la única perla que la periodista le dedicó a lo largo de la entrevista, en la que no dudó en confesarle al actor que una de sus fantasías sexuales consistía en encontrarse en una habitación de hotel con él y sus amigos Brad Pitt y Leonardo DiCaprio, para vivir una noche de pasión a la que Jonah no estaba invitado.

"Tengo una fantasía. Estamos los dos en una habitación de hotel por la noche, hablamos mucho y me haces reír un montón. Y de pronto, invitas a tus amigos Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, y entonces te marchas", le aseguró Ornella, a lo que el actor respondió ya más tenso y con una sonrisa forzada: "Bueno, al menos no he venido aquí para nada. Siempre es agradable ser ridiculizado por una periodista local".

 

Publicidad