Se encuentra usted aquí

Margot Robbie: "Ya me he acostumbrado a recibir insultos"

La actriz no se había pronunciado hasta ahora sobre los comentarios de corte clasista que le dedicó un periodista de Vanity Fair en un artículo reciente sobre su vida.

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

La actriz Margot Robbie causó un gran revuelo a principios del mes de julio cuando se desveló la portada del último número de la revista Vanity Fair que ella protagonizaba con un sensual posado. Sin embargo, el entusiasmo que generó el reportaje fotográfico acabó tornando en indignación cuando los lectores fueron testigos del tono maleducado y de los comentarios despectivos que utilizó el periodista encargado de entrevistarla.

En ese momento, la joven prefirió no entrar en el debate que ya se estaba desarrollando en las redes sociales a cuenta de los desprecios que había recibido por parte del articulista, ya que no quiso alimentar innecesariamente una polémica que a ella personalmente no le interesaba demasiado. Pero ahora sí que ha querido pronunciarse públicamente sobre el asunto con el único objetivo de dar personalmente las gracias a aquellos compatriotas que intervinieron para defenderla.

 

Un vídeo publicado por @margotrobbie el

 

"He leído cosas mucho más ofensivas, mucho más sexistas e insultantes en mi día a día. No sé, creo que ya me estoy insensibilizando ante estos ataques. No dije nada, pero sentí un gran orgullo australiano cuando vi cómo me defendía la gente: '¡No te metas con los australianos! ¡Mira lo que pasa cuando intentas reírte de Australia!'", explica la actriz en una entrevista al programa de televisión australiano 'The Project'. 

Aunque Margot admite que ya era consciente durante su conversación con el periodista Rich Cohen -responsable de la desafortunada entrevista- que algo no acababa de funcionar, la actriz dejó que siguiese adelante porque nunca llegó a imaginarse el tipo de resultado que podría salir de ese encuentro.

"Recuerdo pensar que era una entrevista muy rara, no sabía en qué iba a acabar. Cuando la leí me dije: 'Sí, el tono es bastante extraño'. No entiendo muy bien qué pretendía conseguir. Pero la verdad es que no esperaba que causase todo este alboroto", confiesa la intérprete.

En el reportaje de Vanity Fair, Cohen comparaba al país natal de la artista con el "Estados Unidos de hace 50 años", lleno de gente "ignorante" cuyos "ambiciosos actores ven Hollywood como los marcianos ven la Tierra", además de asegurar que la Costa de Oro -como se denomina a la turística área metropolitana de la ciudad de Brisbane- donde nació y vivió la actriz, es "un lugar desolado" que se encuentra en "la parte más aletargada de la ciudad más dormida del fin del mundo". 

 

 

Una foto publicada por @margotrobbie el

Ante la avalancha de críticas que sufrió el redactor por el contenido del artículo, tachado de sexista y clasista por numerosos internautas, Rich Cohen se ha defendido alegando que su único propósito era escribir un reportaje de estilo desenfadado.

"Intentaba ser una broma. Una tontería. Se suponía que tenía que ser gracioso. Es un cumplido que la gente diga que pretendía ser serio. Estoy diciendo que Australia sigue siendo un país unificado mientras que la cultura de Estados Unidos se ha divido en diferentes campos de batalla. Australia todavía tiene lo que nosotros hemos perdido", explicaba el estadounidense a Fairfax Media.

Por: Bang Showbiz

 

Publicidad