Se encuentra usted aquí

Demi Moore, ¿involucrada en la muerte de un joven en su casa?

La actriz responde a la demanda en la que los padres del joven que se ahogó en su propiedad en 2015 la incluyen entre los responsables de la muerte, al atribuirle un delito de homicidio involuntario.

Demi Moore, ¿involucrada en la muerte de un joven en su casa?

Foto: AFP

Foto: AFP

El pasado mes de mayo los padres de Edenilson Valle, el joven de 21 años que en el verano de 2015 se ahogó en la piscina de la mansión que Demi Moore posee en Beverly Hills (Los Ángeles), incluyeron el nombre de la actriz en la demanda que presentaron ante un tribunal para exigirle responsabilidades legales al considerar que del trágico accidente de su hijo se desprendía un delito de homicidio involuntario.

El cuerpo sin vida del joven -que no sabía nadar- fue encontrado en el fondo de la piscina de la intérprete en julio de 2015 tras tropezar con una roca y caer al agua durante la celebración de una fiesta en la que se consumieron grandes cantidades de alcohol. Aparentemente, en aquel momento el resto de asistentes a la celebración ya se habían marchado, por lo que nadie pudo percatarse de lo ocurrido y acudir en su ayuda.

Según la información a la que ha tenido acceso el portal Daily Mail, la estrella de Hollywood presentó el pasado viernes una serie de documentos ante el juzgado en los que responsabiliza a la víctima del desafortunado accidente alegando, en primer lugar, que esta accedió a la propiedad de forma ilegal y que se comportó de manera poco prudente una vez en el interior. Asimismo, la artista insiste en que ninguna de las supuestas negligencias de las que se le acusa supusieron un factor determinante en la muerte del fallecido, de quien asegura que asumió voluntaria y conscientemente los riesgos de asistir a un festejo de tales características.

En un principio, la demanda de los padres del fallecido mencionaba únicamente al organizador de la fiesta y al fondo propietario de la mansión como responsables de la muerte de su hijo, argumentando que no existía ningún tipo de señal que avisara de que la piscina tenía tres metros de profundidad o que advirtiera de la peligrosidad de las piedras resbaladizas distribuidas a su alrededor. El matrimonio también denunció que la temperatura del agua -más de 38 grados- era tan alta que podía causar daños cerebrales.

Por su parte, Demi Moore, que no se encontraba en su residencia la noche del incidente, emitió un comunicado poco después de conocer lo ocurrido en el que pedía respeto y consideración ante el evidente dolor por el que estaba pasando los seres queridos de la víctima.

"Estoy en shock. Me comunicaron la trágica noticia cuando me encontraba fuera del país con mis hijas para celebrar un cumpleaños. La pérdida de un hijo es una tragedia inimaginable. Mi más sincero pésame a la familia del joven y a sus amigos. Les pido que respeten la privacidad de todos ellos en un momento tan delicado", afirmaba entonces.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad