¿Cuáles son las historias que más recuerdan los periodistas de Los Informantes?

Los periodistas Nena Arrázola, Tatiana Bensa, Héctor Córdoba, Ana Patricia Torres, Federico Benítez, Diego Rubio y Andrés Sanín, bajo la dirección de María Elvira Arango, conforman un sólido equipo que trae cada domingo tres grandes historias.

“Aprender a contar historias como Los Informantes solo acá”, asegura la periodista Ana Patricia Torres y tiene razón.

Hace seis años inició el proyecto de Los Informantes con la idea de hacer un periodismo diferente. Un formato que sirviera para resaltar las historias de los colombianos y los personajes del mundo, con la posibilidad de hacer también denuncias que impactaran al país y hasta ahora el objetivo se ha cumplido.

Los periodistas hicieron un recuento de sus primeras historias o de las historias que los marcaron y llegaron a la mente muchas opciones.

Diego Rubio recordó al campeón de surf Freddy Marimón, el prodigio de esta disciplina que ha sorprendido al mundo entero por su habilidad, pese a no tener las piernas y el brazo izquierdo, el único medallista mundial de Colombia en este deporte.

Federico Martínez habló de una historia del 2018: la de Héctor Buitrago, un albañil que había sido acusado y confundido con alias El Viejo, el fundador de las Autodefensas Campesinas del Casanare, y que por ello había sido condenado a 40 años de prisión.

A través de la denuncia de Los Informantes, Héctor quedó libre, como lo publicó en Twitter La Procuraduría General de la Nación, el 7 de diciembre de tal año:

 

 

Andrés Sanín remembró su primera entrevista con los hombres detrás del medio de humor Actualidad Panamericana y se divirtió recreando los detalles de su primera vez en Los Informantes.

Héctor Córdoba retomó la solemnidad conversando sobre el doloroso caso de Yuliana Samboní, la niña que fue raptada, violada y asesinada en Bogotá el 4 de diciembre de 2016. La Nena Arrázola siguió la línea con la historia de los hornos de la infamia: la barbaridad paramilitar y los actos que se cometieron en Norte de Santander para desaparecer los cuerpos de cientos de víctimas del conflicto armado.

“Los personajes son muy amables en abrirnos su corazón y sus historias y a veces cuentas cosas muy íntimas y muy difíciles y pues eso es maravilloso”, expresa Tatiana Bensa recreando la esencia de Los Informantes.

Escoger dentro de 900 historias que han aparecido en los 300 capítulos no es fácil, pero entre esas crónicas, perfiles y entrevistas los colombianos han podido abrir bien los ojos y ver más allá de la noticia.

#LosInformantesUnaGranHistoria.

Publicidad
Más Contenidos
  • ‘Me fui’ de Reymar Perdomo, un grito de supervivencia, rabia y dolor

    Un video en redes sociales de la cantante venezolana interpretando el tema desde Lima, Perú, se volvió viral al punto de ser entonado incluso en China.

    Los Informantes
  • El dolor de un país inmortalizado en obra de arte por la maestra Beatriz González

    Se define como una mujer tímida que busca expresar el mismo sentimiento, pero por distintos métodos. Los Suicidas fue una obra que marcó un hito en su carrera.

    Los Informantes
  • Noble, estudioso, trabajador: así es Johan Ramírez, el ángel del Chapecoense

    El joven paisa que tenía solo 15 años cuando el avión de LaMia que transportaba al equipo brasileño se estrelló en Cerro Gordo, Antioquia.

    Los Informantes
  • Bomby, desde la nación del corrinche, sueña con el primer Grammy para la Comuna 13

    Líder de la agrupación Son Batá, este músico que parece de otro planeta, ha logrado que se escuche más el sonido del clarinete que el ruido de las balas en barrios populares de

    Los Informantes
  • Cuidados paliativos, la esperanza por un final feliz para enfermos terminales

    El doctor Juan Carlos Hernández quiso llevar su profesión a otro nivel y ofrecerles a pacientes con diagnósticos irreversibles la posibilidad de tener una muerte digna, rodeados

    Los Informantes
  • Por matar a un hombre me pagaron 300 mil pesos: relato de niño sicario en Medellín

    Este jovencito tiene 15 años lleva ya unos cuantos muertos encima y la sed por vengar el asesinato de su hermanito de 10 años no lo deja dormir.

    Los Informantes