Misi: una historia de Navidad que ha crecido de sueño en sueño

“Si yo me muriera y volviera a nacer haría exactamente lo mismo. Estoy lejos de quererme retirar”, dice María Isabel Murillo, precursora del teatro musical en Colombia que ya cumple 30 años llevando un mundo mágico sobre las tablas.

Misi: una historia de Navidad que ha crecido de sueño en sueño

Misi ha compuesto más dos mil canciones para niños, montado unos 40 espectáculos y más de 25 mil han pasado por su academia. Cada Navidad levanta el telón, además de montar más obras exitosas que la han llevado hasta el Lincoln Center en Nueva York. 

La música ha hecho parte de su vida desde que tiene memoria, sus padres fueron dos melómanos empedernidos. “Yo tuve la suerte de crecer en una familia y en una casa donde la música hacía parte de nosotros”.

Su padre siempre llevaba a María Isabel y a su hermana, quien tenía polio, a Nueva York, donde los musicales de Broadway les hacían olvidar la enfermedad.

“Uno nace con una misión en la vida y esa misión es desarrollar el talento y devolvérselo a la vida multiplicado”.

“Siempre he vivido por un sueño al que le entregué mi vida”, canta Misi recordando que cuando llegó la universidad pensó que la música era su pasatiempo, pero se dio cuenta, después de intentar dos carreras, que era no era así.

“Don Tomate” fue la primera canción que compuso y con ella se disparó este mundo mágico que la llevó a convertirse en la precursora del teatro musical en Colombia. En 1981 grabó su primer disco, “Timpanitos Volumen 1”.

“Un sueño de Navidad” fue su primer espectáculo sobre las tablas, desde entonces, 30 años después, Misi levanta el telón cada diciembre en Colombia.

Aun el teatro musical desata muchos prejuicios y por eso se considera de élite. Pues, según dice Misi, los eruditos en la materia lo ven o muy comercial o que no está a la altura del teatro clásico. Pero, se ha ido ganando respeto poco a poco, asevera.

“Ha habido espectáculos que juras que serán un éxito increíble y terminan siendo un fracaso rotundo económico. Pero, tienes que echarte al agua y seguir tu instinto, no puedes perder el norte, porque el norte no es el dinero. ¿Qué ha hecho que esta compañía tenga 30 años? El hecho de entender que el dinero es un medio, pero no un fin”.

“Hoy en día tenemos 26 músicos en vivo, en escena, eso no lo tiene ni siquiera Broadway”, dice Misi con total orgullo, al tiempo que asegura que de haber tenido hijos este proyecto de vida no existiera.

Misi es estricta, disciplinada y perfeccionista. Está pendiente de todo y sufre cuando algo no sale bien. “Se dañaba algo en un espectáculo y yo salía absolutamente destruida”, confiesa.

Publicidad
Más Contenidos
  • La exitosa recuperación de Alexis ‘el Pulpo’ Viera y de cómo se aferró a la vida

    En 2015, el arquero uruguayo recibió dos disparos, en la ciudad de Cali, tras ser víctima de un atraco.

    Los Informantes
  • Criada como una mujer maravilla de carne y hueso, hecha a pulso, así es Claudia López

    Sintió miedo de revelar a sus padres que era homosexual. Ha hecho de todo para salir adelante, hasta lavar baños en Nueva York.

    Los Informantes
  • Porfirio Ramírez, el hombre que, en silla de ruedas, secuestró un avión

    El 12 de septiembre de 2005, Colombia estuvo en vilo por culpa del ‘aeropirata’, quien burló la seguridad del aeropuerto Gustavo Artunduaga de Florencia, Caquetá, y escondió dos

    Los Informantes
  • Con solo 5 por ciento de grasa corporal, Ibón Palacio es la reina del fisicoculturismo

    Disciplina, constancia y rigor han sido vitales para que esta paisa de 42 años, 162 centímetros de altura y 48 kilos de peso represente a Canadá en las competencias de esta disc

    Los Informantes
  • Estos padres de cuatrillizos demuestran el poder multiplicado del amor

    Ivanna Cárdenas y Ana María Machacón son solo dos mamás que evidencian, a pesar de sus realidades opuestas, que cuando los hijos llegan, y en combo, se desarrolla un superpoder

    Los Informantes
  • Danna Sultana: “Hay hombres con vagina y es ahí donde puedo tener una familia”

    Esta bailarina colombiana transexual y su pareja Esteban Landrau, también transexual, esperan su primer hijo. Lo peculiar es que quien lleva la panza es él y no ella.

    Los Informantes