Se encuentra usted aquí

Como salida del Libro de la Selva, ella es Jane Goodall, la madrina de los chimpacés

Esta londinense soñaba con viajar a África desde niña. Su pasión por los animales iba desde las lombrices que acostaba en su cama y así fue creciendo hasta convertirse en una defensora a capa y espada de los primates.

Como salida del Libro de la Selva, ella es Jane Goodall, la madrina de los chimpacés

“Mi sueño de ir a África surgió de Tarzán de los monos, a los 10 años. Ahorré el dinero suficiente para comprar el libro de segunda mano”. “Cuando tenía un año y medio, mi papá me dio un mono de peluche. Yo lo adoraba y me lo llevaba a todos lados”, recuerda Goodall.

¿Cómo recuerda su primer encuentro con un chimpancé?

“Muy deprimente. Escapando. A los dos meses, el primer chimpancé que vi salió huyendo. Nunca había visto un primate blanco como yo. Pero empecé a usar ropa del mismo color, intenté no acercarme mucho, verlos con los binoculares desde una montaña u otra y se fueron acostumbrando a mí”.

“Hemos comprometido el futuro de los niños. Si miras lo que le hemos hecho al planeta desde que yo era una niña es chocante, impresionante”, sentencia la antropóloga.

Hablar con los árboles, el antídoto contra la locura para Óscar Tulio Lizcano durante su cautiverio

Hablar con los árboles, el antídoto contra la locura para Óscar Tulio Lizcano durante su cautiverio

Hablar con los árboles, el antídoto contra la locura para Óscar Tulio Lizcano durante su cautiverio

Hablar con los árboles, el antídoto contra la locura para Óscar Tulio Lizcano durante su cautiverio

Nuestras canciones al principio sonaban horribles, eran un ensayo y error: Cali y El Dandee

Nuestras canciones al principio sonaban horribles, eran un ensayo y error: Cali y El Dandee

Publicidad
Más Contenidos
  • Inclusión, la corona que quiere portar Ángela Ponce

    Inclusión, la corona que quiere portar Ángela Ponce

    Nació como Ángel Mario pero siempre se sintió niña.

    Los Informantes
  • A Julio Teherán ni bolsitas de agua le permitían tirar sus papás

    A Julio Teherán ni bolsitas de agua le permitían tirar sus papás

    Es como si hubiesen adivinado el futuro y entendido la potencia del brazo del beisbolista que creció en uno de los barrios más pobres y complicados de Cartagena.

    Los Informantes
  • ¿Cómo un indígena kogui se vuelve cristiano?

    ¿Cómo un indígena kogui se vuelve cristiano?

    “Nuestra intención es, no solo volver, sino que podamos vivir pacíficamente así creamos en un Dios diferente”, dice José Gil, uno de los exiliados de la comunidad por convertirs

    Los Informantes
  • Electricidad, hielo y calor usaban para ‘curar’ a Sam Brinton de la homosexualidad

    Electricidad, hielo y calor usaban para ‘curar’ a Sam Brinton de la homosexualidad

    Este método de tortura es conocido como terapia de conversión.

    Los Informantes
  • No estoy programada para querer ser humana: Sophia, la robot

    No estoy programada para querer ser humana: Sophia, la robot

    Esta máquina humanoide estuvo de visita por Colombia y le encantó Cartagena. Aún no es perfecta.

    Los Informantes
  • El delito de Héctor Buitrago: llamarse igual que un exjefe paramilitar

    El delito de Héctor Buitrago: llamarse igual que un exjefe paramilitar

    Este albañil está condenado a 40 años de prisión siendo inocente.

    Los Informantes