Se encuentra usted aquí

Zoe Saldaña celebra su cumpleaños en La Habana alejada de su familia

La intérprete celebró el domingo pasado su 38 cumpleaños en la isla de Cuba, donde se encontraba haciendo una sesión de fotos para la revista People en Español.

Zoe Saldaña celebra su cumpleaños en La Habana alejada de su familia

Foto: AFP

Foto: AFP

A la actriz Zoe Saldaña no le ha quedado otra que darle la bienvenida a los 38 alejada de sus seres queridos por gajes de su profesión. La intérprete celebró su cumpleaños el pasado domingo en La Habana (Cuba) rodeada del equipo de la revista People en Español, aprovechando un descanso en la sesión de fotos que estaba realizando en la isla para el nuevo número de la publicación.

El editor jefe de la revista, Armando Correa, grabó un vídeo que publicó en su cuenta de Instagram -junto a un mensaje que rezaba: "Feliz cumpleaños a la increíble Zoe Saldana"- en el que se puede ver a la actriz muy emocionada soplando las velas de una gigantesca tarta y cantando la versión dominicana del cumpleaños feliz ante todos los presentes.

En un día tan especial, la estrella tuvo que estar lejos no solo de sus amigos, sino también de su marido, el artista italiano Marco Perego -con quien se casó 2013-, y de sus gemelos Cy y Bowie (18 meses).

La llegado al mundo de sus pequeños no fue precisamente sencilla, ya que a Zoe tuvieron que realizarle una cesárea antes de salir de cuentas tras recibir un resultado alarmante de uno de sus análisis.

"Mis hijos nacieron a las 32 semanas. Encontraron proteínas en mi orina en una cantidad elevada, tenía las plaquetas bajas... No era posible ponerme la epidural, por lo que di a luz con anestesia general. No conocí a mis hijos hasta un día después... Recuerdo un momento en el que me levanté una mañana y se me vino el mundo encima, creo que los niños tenían tres o cuatro meses. A Marco también. Tuvimos nuestro momento de venirnos abajo mientras los niños estaban durmiendo, nos dijimos: 'Dios mío, ¿en qué momento nos ha cambiado la vida para siempre?'. Nos permitimos tener un instante para autocompadecernos. Y eso fue todo. Después uno de ellos lloró y fue como: '¡Manos a la obra!'", revelaba la actriz a la revista Allure.

A pesar de las noches en vela y de las dudas propias de toda madre primeriza, Zoe no se imagina ahora la vida sin sus pequeños, lo que le ayuda en parte a no prestar demasiada atención a otras preocupaciones, como por ejemplo si recuperará o no completamente su antigua figura.

"Han pasado muchas cosas y simplemente estoy disfrutando del momento en el que estoy ahora. Y de las cosas buenas que me están pasando. Sé que mi cuerpo no es perfecto, pero cuando estaba muy en forma echaba de menos tener algo importante en mi vida, que ahora es mi pareja y ser madre. Y ahora que tengo eso no quiero perderlo, por lo que estoy dispuesta a aceptar la parte negativa", añadió.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad