Se encuentra usted aquí

Zendaya recibe una disculpa del supermercado en el que se sintió 'discriminada'

La compañía lamenta en un comunicado el trato poco amable que una dependienta dedicó a la cantante en su visita a uno de los establecimientos, pero niega que se viera motivado por actitudes racistas

Zendaya recibe una disculpa del supermercado en el que se sintió 'discriminada'

La cantante Zendaya reveló esta semana a través de su cuenta de Snapchat la incómoda situación que vivió en una tienda perteneciente a la cadena de supermercados Vons cuando una dependienta exhibió en todo momento una actitud hostil y maleducada hacia ella y sus amigos cuando estos solo querían adquirir unas tarjetas regalo -que permiten realizar posteriormente compras por el importe determinado en ellas-, un incidente que la joven artista no dudó en atribuir a la poca simpatía que en la empleada despertaba su "color de piel" y del que ahora la empresa no ha dudado en disculparse.

"En Vons, siempre hacemos un esfuerzo adicional para mejorar nuestro servicio a los clientes y les tratamos con todo el respeto del mundo. Sin embargo, tenemos reglas que limitan la adquisición de tarjetas cuando se paga con tarjeta de crédito. Zendaya pudo comprar tantas como permitían nuestras normas, pero aun así queremos disculparnos por cualquier problema o malentendido que haya podido ocurrir", reza un fragmento del comunicado emitido por la compañía.

Según la versión que la intérprete ofreció de lo ocurrido, la cajera del establecimiento le devolvió su tarjeta con cierto desdén cuando esta fue rechazada y le dijo directamente que quizá "no se podía permitir" la compra antes de ignorarla completamente y comenzar a servir a otros clientes, una conducta que más allá de que sea moralmente reprobable o no, Vons no identifica como un episodio de racismo.

"Respetamos el papel que juega Zendaya en nuestra sociedad y, de la misma forma, estamos muy comprometidos con la diversidad y la integración en nuestra compañía de empleados de toda clase y condición. Asimismo, entendemos que todo aquello relacionado con el origen étnico supone un tema muy delicado en nuestro país, por lo que esperamos que esta experiencia nos sirva para mejorar aún más la calidad de nuestro servicio, el cual ofrecemos a todos los clientes por igual", asegura Vons en su declaración.

Aunque en un primer momento Zendaya afirmaba que la dependienta le había llegado a tirar su tarjeta con sutil desprecio, posteriormente matizaba sus palabras en otro vídeo de Snapchat para evitar que la polémica se intensificara de manera innecesaria, pero se ha mantenido firme en su convicción de que el trato irrespetuoso de la empleada se debía a su supuesta animadversión hacia el origen étnico de la actriz.

"No me la lanzó exactamente, fue más bien como un gesto de rechazo cuando le di las tarjetas regalo... Mi tarjeta [de crédito] no funcionaba y ella ya se puso a atender a otros clientes", expresaba minutos después de hacer partícipes a sus seguidores del episodio vivido en en la tienda.

"Acabamos de salir de Vons [una cadena de supermercados]. Intentaba comprar muchas tarjetas regalo. Hay un límite sobre el número que puedes comprar, pero la señora que nos estaba atendiendo... No parecía gustarle demasiado nuestro color de piel. Después me tiró la tarjeta a la cara. ¡No me lo estoy inventando! ¡Este es el tipo de situaciones con las que todavía tenemos que lidiar! Literalmente me tiró la tarjeta y dijo: 'No puedes permitirte esto'. ¡Eran 400 dólares [355 euros]! En resumen, todavía queda mucho por hacer en este mundo", relataba en Snapchat.

Por: Bang Showbiz

Publicidad