Se encuentra usted aquí

Zayn Malik prefiere no 'especificar' cuando habla de su fe

El cantante no tiene problema en reconocer que es una persona muy espiritual, pero no quiere poner un nombre a sus creencias religiosas para no influir a sus fans.

Zayn Malik prefiere no 'especificar' cuando habla de su fe

Foto: AFP

Foto: AFP

Desde que se convirtiera en un ídolo de masas con tan solo 16 años, cualquier aspecto de la vida del cantante Zayn Malik, igual que de la de sus antiguos compañeros de One Direction, ha despertado un inmenso interés, ya sea su estado sentimental, sus raíces culturales o sus creencias espirituales. A su vez, el británico se ha esforzado por mantener un cierto halo de misterio en torno a su persona y su imagen pública, lo que pasa también por no entrar a especificar demasiado cuando habla de su fe.

"Mi religión es algo entre yo y Dios, sea quien sea ese Dios, eso es algo entre él y yo. Ahí es donde yo decido poner los límites: a la hora de especificar. Soy una persona espiritual y creo que todo pasa por una razón, así que sí que creo en algo. Simplemente no quiero especificar en qué", ha asegurado en una entrevista a la revista V Man, en la que no ha tenido ningún reparo en explicar los motivos que le han llevado a adoptar esa actitud. "No quiero que nadie piense que estoy intentando imponer o divulgar mi opinión, o algo por el estilo. Yo solo hago lo mío. Mi religión, o lo que sea que sea, es algo entre yo y Dios, y quiero mantenerlo así", ha continuado.

A pesar de que evite definirse como practicante de una religión concreta, el intérprete ha sido nombrado en numerosas ocasiones uno de los artistas musulmanes más influyentes del planeta, y ha sido aplaudido por atreverse a denunciar haber sido víctima varias veces de discriminación en los aeropuertos de Estados Unidos solo por su color de piel.

En esa línea, hace tan solo unos meses la estrella de la música reflexionaba acerca de uno de sus grandes dilemas, al reconocer que sentía cierta responsabilidad por hacer honor a sus orígenes, pero que a un mismo tiempo no quería dejar que fuesen lo único que le definieran.

"Estoy muy orgulloso y me siento responsable al saber que soy el primero de mi tipo, de mis orígenes. En la actualidad no soy practicante, pero crecí en la fe islámica, así que siempre estará en mí, y me identifico mucho con esa cultura. Pero yo soy yo. No quiero que mi religión o mis orígenes culturales me definan", afirmaba en una entrevista con la publicación London Evening Standard.

 

Publicidad