Se encuentra usted aquí

Yo Me Llamo contó con participantes venezolanos, estas son sus inspiradoras historias

Llegar a Yo Me Llamo significa recorrer un camino lleno de sacrificios, de luchas, pero, sobre todo de esperanzas. Estas son las historias de Celia Cruz, Alejandra Guzmán y Nacho.

Yo Me Llamo contó con participantes venezolanos, estas son sus inspiradoras historias

Fotos: Ramses Larrotta

Fotos: Ramses Larrotta

Los relatos de Yo Me Llamo Celia Cruz, Yo Me Llamo Alejandra Guzmán y Yo Me Llamo Nacho hacen parte de la historia de la migración más alta que ha tocado a Colombia.

Cifras de una investigación realizada por el Laboratorio Internacional de Migraciones (LIM) de la Universidad Simón Bolívar, liderado por el experto en migración Iván de la Vega, señalan que en los últimos 20 años han llegado más de 900.000 venezolanos a Colombia, a causa, entretanto, de la dolorosa crisis social que vive el país vecino desde hace más de cinco años.

José Miguel Reyes (Yo Me Llamo Celia Cruz) arribó al país sin visa, tan solo contaba con su pasaporte que lo facultaba para permanecer en Colombia por 90 días. Su condición de inmigrante y la premura de sobrevivir lo convirtieron en todero: sabe reparar aires acondicionados, neveras y todo tipo de electrodomésticos. Incluso llegó a trabajar en albañilería.

 

 

Sin embargo, ningún trabajo temporal fue tan rentable como interpretar a la Guarachera de Cuba. Para perfeccionar su personaje él mismo diseñó y creó su nariz utilizando químicos y materiales como pegante de uñas. Mejoró las uniones, la ropa que utilizó para sus presentaciones se la regalaron; también adaptó los tacones que una señora le obsequió porque no le quedaban, así que tuvo que romperlos un poco.

Su sueño y la idea de ayudar a su familia, que aún reside en Venezuela, sirvieron de impulso para ponerlo aquí. Lloró de incredulidad porque no se imaginó vivir esta experiencia y probablemente lo que viene de ahora en adelante serán más cosas buenas.

 

 

Juan Escalona (Yo Me Llamo Alejandra Guzmán) destacó por su carisma. Esa ha sido su principal virtud para sobrellevar la dura prueba que significó salir de su tierra natal para enfrentarse a otro mundo.

Él canta en Transmilenio los días miércoles y de jueves a sábado trabaja como mesero en la zona T, en el norte de la capital. Su actitud arrolladora lo llevó de mensajero a mesero y de mesero a animador. Su vocación por el cantó inició en su natal Valencia en donde un día en un karaoke descubrió su don y llegó a Yo Me Llamo con la idea de medirse a cualquier reto, sin ningún miedo.

 

 

Su intención fue dejar en alto el nombre de su país y así fue, su entrega fue tal que en desde su casting inicial hasta la selección final bajó cinco kilos, pues decidió cambiar sus hábitos alimenticios; además para completar su atuendo de La Guzmán incluso descompletó el dinero de su arriendo. Con su gran confianza llegó para visibilizar su sueño y logró que muchísimas personas lo vieran y admiraran su trabajo.

 

 

Josh Medina (Yo Me Llamo Nacho) es músico, compositor e imitador y llegó proveniente de la capital musical de Venezuela, Barquisimeto. Cuando recordó su difícil experiencia de vida no pudo ocultar las lágrimas, lo más difícil de irse de su país natal fue tener que dejar atrás a su familia.

Con gratitud habló de estas oportunidades que llegaron a su vida e incluso señaló que Nacho el original le envió un saludo desde Instagram:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Nacho "Miguelito" Mendoza (@nacho) on

Para su segunda presentación en la selección final se valió de toda su recursividad para caracterizar de la mejor manera a su compatriota reguetonero. Se hizo los tatuajes con Gena y tuvo mucho cuidado de no dañarlos en la ducha. También compró el sombrero en una piñatería

 

 

Es claro que las esperanzas de estos nobles competidores no acaban aquí.

Sus carreras artísticas seguirán ascendiendo gracias a esa determinación que han ganado después de la adversidad.

La lucha y la carrera sigue mientras las ilusiones estén intactas.

Tanto ellos como su país, más pronto que tarde saldrán adelante. José Miguel, Juan y Josh fueron dignos concursantes de Yo Me Llamo.

Mira también:

La vara está muy alta y Celia Cruz lo vivió en carne propia

Nacho subió el nivel de la interpretación y puso a dudar a los jurados

¿Rayó en la caricatura Alejandra Guzmán?

Publicidad