Así se despidió de Yo Me Llamo el imitador de Ricardo Arjona

El tercer finalista de la séptima temporada de Yo Me Llamo agradeció todo lo que aprendió con ayuda de cada profesor y cada jurado del programa.

Sebastián Molina fue el encargado de darle vida a Ricardo Arjona en Yo Me Llamo y llevarlo hasta la semifinal de la competencia, su talento lo llevó a lo alto y logró ganarse el corazón de cientos de colombianos.

“Gracias a todo el jurado, a todos, yo me voy feliz, feliz de haber llegado hasta acá, por momento pensé que me iba antes”, afirmó el imitador.

Su rebeldía y “terquedad” con algunos de los cambios que le fueron pedidos durante su estadía fueron polémicos en más de una oportunidad, pero asegura que valora el haber aprendido ver el lado positivo a los cambios.

“Me llevo eso, dejar la necedad a un lado, cuando uno arranca en la calle no tiene las alarmas prendidas para todo, uno cree que lo van a atacar todo el tiempo, entonces eran cosas que me pasaban en la cabeza, aprendí a manejar la terquedad en la escuela”.

Así mismo, agradeció el apoyo que recibió:

 “Gracias a todos por el cariño, a todos los que nos enviaron un mensajito, espero que no se rompa este vínculo (…) para eso vine”.

Eso sí, se fue con el placer de que Amparo Grisales le robara un pico. 

Mira también:

más contenido sobre: 
Publicidad