Se encuentra usted aquí

Examigo de Madonna la acusa de no dejar que su hijo “sea un niño normal”

Rupert Everett está convencido de que el joven Rocco, de 15 años, se ha visto sometido a demasiada presión al tener que seguir a su madre por todo el planeta.

Examigo de Madonna la acusa de no dejar que su hijo “sea un niño normal”

Foto: AFP 

Foto: AFP 

Aunque ya no queda rastro alguno de la estrecha amistad que mantenían Madonna y Rupert Everett a finales de la década de los 90, eso no significa que el actor británico no esté muy pendiente de todo lo que rodea a la estrella del pop y, sobre todo, de los recientes problemas que esta ha tenido con su hijo Rocco desde que el joven decidiera mudarse a Londres con su padre para escapar de la inestabilidad que caracteriza su vida cuando su madre está de gira.

"¿Te puedes imaginar lo que debe de ser para un chico de 15 años estar constantemente viajando por el mundo, alojándose en distintos hoteles, en suites presidenciales con aire acondicionado y con botellas de champán, con un mayordomo que transporta sus baúles por todas partes? ¿Y que la mujer que domina su vida sea alguien a quien pagan unas 50.000 libras a la semana por hacer lo que hace?", aseguró Everett de forma sarcástica en una entrevista al Sunday Times, antes de dar su opinión explícita sobre el trato que Madonna proporcionaría a sus hijos.

"Creo que sí [que Madonna ha puesto a Rocco bajo demasiada presión]. Es imposible que Rocco pueda crecer como un niño normal de su edad", sentenció.

La ambición rubia se convirtió por primera vez en el centro de las críticas del intérprete cuando este decidió publicar su autobiografía en el año 2006, dedicando a quien fuera su amiga varios pasajes en los que expresaba hasta qué punto se había sentido decepcionado por una Madonna que, a su juicio, nunca estaba presente cuando él más la necesitaba.

"Nunca fue una mujer de una belleza convencional. Era un poco como Picasso. Cuando te prestaba atención, veías en ella un calor humano y una ternura que conseguía ponerte la piel de gallina. Pero en el momento en que dejaba de mirarte, te hacía sentir como si te estuvieras bañando en agua helada bajo un cielo cubierto de nubes. Es una mujer que puede dejarte impresionado con solo una sonrisa, y que demanda adoración de todos los hombres con los que está, aunque sean homosexuales. Podía ser tan elegante como vulgar al mismo tiempo", recordaba en su libro.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad