Se encuentra usted aquí

Famoso cantante es acusado de maltratar a su hijo en repetidas ocasiones

Además, una de las niñeras de la familia también habría informado de que había visto al músico fumando marihuana delante del pequeño. 

Famoso cantante es acusado de maltratar a su hijo en repetidas ocasiones

Foto: AFP

Foto: AFP

El cantante Robin Thicke y su exmujer Paula Patton han comenzado a acudir juntos a sesiones de terapia, acompañados por su hijo de seis años Julian, empujados por su deseo de hacer lo mejor para el pequeño después de que hace unos días la actriz trata de emprender medidas legales para restringir el acceso de su exmarido a su retoño -limitándolo a visitas supervisadas-, una petición que finalmente fue desestimada por el juez.

De acuerdo con la información obtenida por la revista People, la familia al completo visitó a su nuevo terapeuta por primera vez el pasado fin de semana, aunque por el momento Julian permanece bajo el cuidado de su madre.

Por su parte, la estrella de la música involucró a las autoridades en su disputa familiar, que comenzó cuando el pequeño se quejó en el colegio de que su famoso padre le había azotado en más de una ocasión, para denunciar que su exesposa había violado los términos de su acuerdo de custodia el pasado viernes y se negaba a responder a sus llamadas. Robin acudió a casa de la intérprete en Malibú escoltado por varios agentes, pero acabó marchándose de nuevo sin su hijo después de que este asegurara supuestamente a los policías que le tenía miedo al cantante.

A las acusaciones realizadas por el propio Julian se suma el testimonio de uno de los trabajadores de su centro educativo, quien habría revelado que el niño le confesó que Robin le propinaba "puñetazos" muy fuertes con frecuencia. Además, una de las niñeras de la familia también habría informado de que había visto al músico fumando marihuana delante de su hijo en varias ocasiones. Por su parte, Paula afirma que el pasado junio Robin se presentó borracho a la graduación de preescolar de Julian, compartiendo bromas groseras y fuera de tono en la iglesia del colegio a las ocho y media de la mañana.

Los servicios sociales de Los Ángeles ya han puesto en marcha una investigación para analizar la veracidad de estas acusaciones, que el intérprete de 'Blurred Lines' niega rotundamente.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad