Se encuentra usted aquí

Robin Thicke recibe una orden de alejamiento tras ser acusado de violencia doméstica

El cantante tendrá que mantenerse a más de 100 metros de su exmujer y su hijo Julian después de que el juez aprobara la solicitud interpuesta por la actriz.

Robin Thicke recibe una orden de alejamiento tras ser acusado de violencia doméstica

Foto: AFP

Foto: AFP

El cantante Robin Thicke se verá obligado a mantenerse alejado de su exmujer, Paula Patton, del hijo que tienen en común, Julian (6), y de la madre de la actriz, Joyce, como consecuencia de la orden de alejamiento que le ha sido impuesta a modo de medida preventiva ante un posible caso de violencia doméstica, según informa el portal de noticias TMZ.

La decisión del juez que estudia las acusaciones de malos tratos vertidas contra él por su exesposa, cuyos abogados se dirigieron a los tribunales recientemente para interponer una denuncia, se explica oficialmente por el "riesgo inminente" que, a juicio del magistrado, correrían la intérprete y su retoño después de que esta acusase a su exmarido de haberle golpeado en repetidas ocasiones durante su matrimonio y, de forma más reciente, de haber exhibido un comportamiento violento con su pequeño, una conducta de la que el niño ya había informado a los responsables de su colegio.

De acuerdo con lo publicado por el citado medio, la orden de alejamiento que pesa sobre Robin Thicke tiene carácter indefinido y se mantendrá vigente hasta nuevo aviso, teniendo en cuenta que el representante legal de Paula, Larry Barkman, facilitó al tribunal un extenso informe que, como revela ahora la revista People, detallaba en profundidad las implicaciones del "abuso físico y emocional, las infidelidades y la adicción al alcohol y a las drogas" que habrían marcado buena parte de su relación con el artista.

El exmatrimonio se presentó ayer jueves por separado en los juzgados para comparecer ante el juez en el marco de su litigio por la custodia física y legal del pequeño Julian, una vista oral que tuvo como resultado la expedición de la mencionada orden de alejamiento contra Robin, que entró en vigor en ese mismo momento. Otra de las cuestiones más destacadas que se abordó en la sesión fue el incidente, ocurrido en el año 2013, que Paula compartió a través de una declaración jurada para ejemplificar el supuesto carácter violento de su exmarido.

"Le observé teniendo un tipo de contacto inapropiado con una masajista. Al hacerle frente, Robin reaccionó con furia, interrumpió su sesión con esta masajista y rompió la puerta de un golpe. Después, Robin actuó de manera agresiva contra mí. Me empujó y me propinó varias patadas", reza un extracto del citado documento.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad