Se encuentra usted aquí

Robbie Williams terminó 'aislándose' por culpa de la depresión

Al artista le costaba relacionarse hasta con sus más íntimos durante los difíciles meses que pasó tratando de vivir al margen de la realidad.

Robbie Williams terminó 'aislándose' por culpa de la depresión

El cantante Robbie Williams ha querido sincerarse sobre los meses tan duros que tuvo que atravesar a mediados de este año a causa de la grave depresión que padece, una enfermedad que le llevó a perder el contacto con los miembros de su círculo más cercano hasta que el proceso de terapia y medicación al que acabó sometiéndose consiguieron devolverle finalmente a la realidad.

"La verdad es que tuve un verano muy extraño. No era capaz de conectar absolutamente con nadie, a excepción de mi mujer. Estaba completamente aislado del mundo, no sabía cómo relacionarme con los demás, incluso con aquellas personas que forman parte de mi día a día. Estaba triste y solo era capaz de generar problemas. Pero los antidepresivos y las sesiones con el psicólogo me han ayudado a calmar los demonios de mi interior", reveló a la revista Radio Times.

Teniendo en cuenta que la trayectoria vital del popular intérprete se vio hasta hace poco marcada por la adicción al alcohol y las drogas, sustancias que explican buena parte de sus problemas de confianza y autoestima, no resulta sorprendente que ahora Robbie insista en la idea de que jamás volverá a caer en esos nocivos hábitos.

"Desde luego, no puedo beber alcohol, ni meterme cocaína, ni éxtasis, y la verdad es que nunca me ha gustado la heroína, o la ketamina, o cosas de ese tipo. Una vez al año, si me he portado bien y como recompensa por ello, podría permitirme un capricho, pero nada relacionado con lo que acabo de mencionar. Dejaré la respuesta a su imaginación", aseguró el ex Take That, antes de pronosticar que sin el apoyo de su mujer Ayda Field sería muy probable que a día de hoy "estuviera muerto".

 

Publicidad