Se encuentra usted aquí

Robbie Williams confiesa que ha vuelto a fumar por su culpa de su estricta dieta

El cantante, que había dejado el tabaco hacía ya varios años, ha vuelto a retomar este nocivo hábito para lidiar mejor con el estricto régimen alimenticio que sigue.

Robbie Williams confiesa que ha vuelto a fumar por su culpa de su estricta dieta

El cantante Robbie Williams reconoce que ha vuelto a fumar, un vicio al que consiguió renunciar hace cuatro años tras el nacimiento de su primogénita, para lidiar con la ansiedad que le genera la estricta dieta a la que se sometió recientemente para desprenderse de los kilos de más que ganó precisamente tras dejar el tabaco.

"Empecé una dieta muy estricta. Me levantaba y tomaba un huevo cocido, no comía nada durante cinco horas y después tomaba algo de verduras, y luego nada hasta el siguiente día. Después de cinco días así, tenía las emociones a flor de piel porque tienes el estómago vacío y te mueres de hambre. Y además tienes que aplacar el apetito, y esa es la razón por la que volví a fumar", revela Robbie al periódico The Guardian.

En un principio, la estrella de la música llegó hasta extremos insospechados para ocultarle a su mujer Ayda Field -con la que pasó por el altar hace seis años y madre de sus dos hijos, Theodora (4) y Charlton (2)- que había recaído en tan nocivo hábito.

"Traté de ocultárselo a mi mujer durante cinco semanas. Lo que hacía era esconder el enjuague bucal y el jabón de manos en un lugar seguro por la noche. Por la mañana me levantaba una hora antes que ella, salía por la ventaba, me quitaba la camiseta para que no oliera a tabaco nada de lo que llevaba puesto, luego fumaba y después hacía todo el ritual de enjuagarme la boca y lavarme las manos. Cuando acababa me ponía la camiseta, me quitaba los zapatos para no hacer ruido y escalaba por la ventana", explica con lujo de detalles.

Robbie, que el 4 de noviembre lanzará su nuevo disco, 'Heavy Entertainment Show', se ha puesto como fecha límite para volver a dejar de fumar enero de 2017, ya que después se embarcará en la gira de promoción del disco y quiere estar en la mejor forma física posible sobre el escenario.

"El pitillo de la mañana siempre te deja algo desorientado, aunque sea genial. Hubo algunas mañanas en las que tenía que esperar cinco minutos antes de poder entrar en casa porque se me iba algo la cabeza y hubo un momento en el que me enjuagué la boca con el jabón de manos por accidente. El caso es que vuelvo a fumar. Aunque en enero se tiene que acabar porque voy a empezar mi gira y no quiero parecer Elvis antes de su muerte. Y espero que cuando lo vuelva a dejar no me haga adicto al azúcar o a algo que haga peligrar mi matrimonio".

Por: Bang Showbiz 

Publicidad