Se encuentra usted aquí

María Valentina, la monja rapera que le cantará al papa en Colombia

La exparticipante de la primera temporada de A Otro Nivel tendrá la oportunidad de dedicarle sus versos al Sumo Pontífice.  

María Valentina, la monja rapera que le cantará al papa en Colombia

Fotos: Luis Robayo / AFP

Fotos: Luis Robayo / AFP

Usa zapatos deportivos, rapea y ya participó en un reality. Ahora la monja María Valentina de los Ángeles cumplirá el sueño de cantarle al papa Francisco en su visita a Colombia.

Conocida por su alegría y carisma, esta joven bogotana de piel trigueña colabora con la agrupación musical ganadora de un concurso local que eligió el himno que amenizará el recorrido del papa.

El 'premio' es interpretar la canción ganadora, 'Demos el primer paso', un vallenato pop de poco más de cuatro minutos y que incluye una estrofa rapeada, mientras el pontífice argentino se mueve entre la multitud de fieles colombianos.

Francisco, uno de los impulsores del acuerdo que selló la paz con la mayor guerrilla de Colombia, después de medio siglo de conflicto, estará en Bogotá, Medellín, Villavicencio y Cartagena entre el 6 y 10 de septiembre.

"Va a ser una oportunidad para mostrarle nuestro cariño a través de lo que sabemos hacer, que es música", afirmó María Valentina, de 28 años.

La religiosa se hizo conocida en el país luego de participar el año pasado en el reality ‘A otro nivel’, en el que rapeó una canción con tal "naturalidad" que la invitaron a componer y cantar una estrofa del tema que resultó elegido a principios de agosto como el ritmo oficial de Francisco en Colombia.

"Lo chévere del rap es que se queda muy fácil en la cabeza y cuando tiene la profundidad de una verdad, que es Cristo, pues es más llamativa todavía", aseguró de los Ángeles.

María Valentina no es una monja tradicional. Dice que por "comodidad" prefiere usar tenis en vez de sandalias. Toca ukelele y en su adolescencia fue guitarrista de rock.

"Mi sueño como música es ser una buena religiosa y hacer música es un segundo sueño. Quiero grabar más y que la gente más que enamorarse de mi voz, se enamore de Jesús", concluyó la monja.

Publicidad