Se encuentra usted aquí

¿Qué lección ha aprendido Miley Cyrus del matrimonio de sus padres?

El ejemplo de sus padres le ha ayudado a la cantante a comprender que todos cambiamos, y que lo importante es hacerlo juntos.

¿Qué lección ha aprendido Miley Cyrus del matrimonio de sus padres?

Foto: AFP

Foto: AFP

A lo largo de su historia de amor de más de dos décadas, el cantante Billy Ray Cyrus y su esposa Tish han protagonizado más de una ruptura e incluso llegaron a solicitar el divorcio dos veces -2010 y 2013-, aunque en ninguna de esas dos ocasiones siguieron adelante con los trámites legales para disolver legalmente su divorcio. Afortunadamente, ambos consiguieron superar sus diferencias gracias a la terapia y a día de hoy forman una feliz pareja y familia junto a sus cinco hijos: los tres que han tenido juntos y los dos que Tish tuvo con su primer marido, y a quienes el músico country adoptó cuando eran aún muy pequeños.

Gracias al ejemplo de sus padres, su retoño más famoso, la irreverente Miley Cyrus, ha aprendido que para hacer funcionar cualquier relación es necesario luchar y aprender a crecer con la otra persona.

"Nada ni nadie permanece inalterable. Maduramos, evolucionamos, cambiamos juntos y lo importante es celebrar nuestro viaje de amor", explica la antigua protagonista de "Hannah Montana" en una nueva entrevista a Cosmopolitan.

Esa lección le sería sin duda muy útil en su propio historial sentimental, ya que al igual que sus progenitores, ella también rompió temporalmente su noviazgo con el actor Liam Hemsworth después de que se comprometieran tras conocerse rodando "La última canción". Eventualmente ambos se reconciliaron dos años después, pero ese tiempo ayudó a la joven a desarrollarse como artista lejos de la factoría Disney.

En la misma conversación, Miley también revela a qué otro miembro de su familia recurre en busca de consejo: su madrina Dolly Parton.

"¿Lo mejor de tenerla como madrina? Tener acceso a su armario. No, ahora en serio, lo mejor es ver cómo trata siempre a los demás, con amor y respeto. Es un recordatorio constante, para mí familia y para mí, de lo que realmente importa: no permitir que el éxito te cambie", apunta la intérprete de 'Wrecking Ball'.

 

Publicidad