Se encuentra usted aquí

Corazón de tigre: Falcao llena de esperanza a los niños barranquilleros

Su regreso a las canchas fue la excusa perfecta para cumplirles el sueño a los pequeños de la Fundación Fútbol con Corazón.

9f833dfa2a17df7a2e0dab07feb69f1a.jpg

¡Falcao, Falcao, Falcao! Gritan cientos de niños bajo el intenso calor que hace en el barrio El Pueblo de Barranquilla, a lo lejos se distingue el bus del AS Mónaco, que trae al goleador colombiano. Una corriente de arena, que ensucia todo a su alrededor, avisa que el sueño de muchos niños en Colombia se le cumplirá a estos pequeños de la Fundación Fútbol con Corazón.

 

**

La noche del jueves 17 de julio de 2014 llegó a Barranquilla la delegación del equipo francés para jugar uno de los partidos de la Copa Euroamericana frente al Junior de Barranquilla. Un partido muy especial para Falcao, pues significa su regreso a las canchas después de la lesión que lo dejó por fuera del Mundial.

"Estoy muy feliz por poder estar en Barranquilla, ciudad que nos recibió con la Selección Colombia", aseguró Radamel en la conferencia de prensa previa al juego en el Metropolitano. Además, aprovechó para dejar claro que "obvio que era gol de Yepes" refiriéndose a una de las polémicas de Brasil 2014.

**

Niños subidos en árboles y rústicas carteleras con mensajes de aprecio esperan a Falcao, Fabinho, Raggi y Elderson, los cuatro jugadores del equipo francés que se sorprenden al ver el cariño de la gente que arma un túnel humano para recibirlos.  

"Lo quiero mucho, es el mejor jugador que he visto", dice Mery Torres, una niña, que a pesar de la timidez, no oculta ese sentimiento tan profundo que le genera Falcao.

 

Finalmente han llegado y la gritería es tan grande, que ahora todo parece un concierto. Quizás Radamel Falcao García no canta, pero él es como una estrella del rock para estos niños.

 

Un joven brasileño junto a Falcao luce algo emocionado con la situación, es Fabinho, quién no tarda en reconocer que fue muy bonito para él ver esas muestras de cariño tan impresionantes.

 

A pesar del desorden mediático que se provoca cuando se presentan este tipo de eventos, muchos niños pudieron acercarse para expresar su admiración, otros vieron tristemente como se iban sin firmarles un autógrafo, pero con la inyección de esperanza que deja el mensaje del delantero de la Selección Colombia: "Dedicación, esfuerzo y trabajo van a dar los resultados no renuncien en la búsqueda de sus sueños".

 

Publicidad