Se encuentra usted aquí

¿Alguna vez les ha tocado un taxista alemán?

Una graciosa broma que dejó a más de uno ‘gringo’ con un conductor que ni hablaba español, ni sabía por dónde coger.

Publicidad