Se encuentra usted aquí

Azealia Banks no tendrá que ir a juicio por asaltar a un guardia de seguridad

La conflictiva artista no tendrá que enfrentarse a ningún juicio por agresión ya que no hay pruebas suficientes

Azealia Banks no tendrá que ir a juicio por asaltar a un guardia de seguridad

La rapera Azealia Banks no tendrá que pagar las consecuencias de agredir el pasado octubre a un guardia de seguridad en un club de Los Ángeles llamado Break Room 86 puesto que, aunque el altercado había sido grabado por las cámaras de seguridad, el fiscal del distrito de Los Ángeles rechazó el caso por falta de evidencias y por qué no quedaba claro quién agredió primero, según informa el portal TMZ.

A la artista de 24 años y sus amigos les hicieron dejar el local por su conflictivo comportamiento, una petición que Azealia no se tomó bien, por lo que trató de accionar la alarma de incendios mientras se marchaba, provocando que un guardia de seguridad la agarrase. Pero cuando los amigos de Azealia consiguieron que le soltara, ella saltó sobre él pegándole repetidas veces.

Esta no es la primera vez que Azealia tiene problemas que acaban con una intervención policial ya que el pasado diciembre fue arrestada por agredir a una guardia de seguridad a la salida de un club neoyorkino. La cantante dio un puñetazo a la mujer y le mordió en el pecho a las puertas del club Up&Down después de discutir con los porteros, lo que les obligó a expulsarla del local alrededor de las 00:30, según relataba Page Six.

En septiembre también protagonizó un altercado con una pareja francesa mientras intentaba bajar rápidamente del avión Delta en el que había viajado de Nueva York a Los Ángeles. En un vídeo publicado por TMZ se puede ver cómo cuando un asistente de vuelo se acercó para pedirle a la artista que se calmara, Azealia insultó al personal del avión llamándoles "malditos mar****es".

La rapera se defendió en sus redes sociales afirmando que no era homófoba y que no la trataron de manera adecuada por no ser blanca.

"Soy bisexual, mi hermano es transexual. Todos mis empleados son hombres gays. No tengo nada más que decir al respecto. Pero todos sabéis que a una mujer blanca le habrían entregado educadamente su maleta y le habrían ofrecido una bebida", tuiteó.

Publicidad