Se encuentra usted aquí

Phil Collins: 'Los médicos pensaron que el alcohol acabaría matándome'

El conocido batería de Genesis sufrió una grave crisis personal tras el fracaso de su matrimonio que le llevó a beber

Phil Collins: 'Los médicos pensaron que el alcohol acabaría matándome'

Cuando el británico Phil Collins (64) vio cómo se rompía su matrimonio con Orianne Cevey y esta se llevaba a sus dos hijos en común, Nicholas y Matthew, a Miami comenzó a beber para llenar ese vacío. Fue tan exagerado su consumo de alcohol que los médicos llegaron a pensar que su final estaba cerca.

"Me retiré porque quería pasar tiempo con los niños y justo ellos se mudaron a Miami. Se creó un enorme vacío en mi vida que llené con mucho alcohol. A las 11 de la mañana encendía la televisión, me ponía el cricket y abría una botella de vino. Y luego comenzaba con el vodka. Y eso no va muy bien para el páncreas. No lo supe en ese entonces pero la gente estaba muy preocupada por mí. Un doctor en Suiza me vio y preguntó: '¿Tiene el señor Collins sus papeles en orden?'", explica el emblemático batería de Genesis en el periódico The Times.

Pero Collins vio el impacto que su conducta estaba teniendo en sus hijos por lo que decidió dejar la bebida y mudarse a Estados Unidos para estar cerca de ellos.

"Con la bebida vi que mis hijos se comenzaron a preocupar. Estaba tomando pastillas para una cosa u otra, y luego bebía y terminaba cayéndome por las escaleras. Ahora que lo he dejado mi vida familiar es mucho mejor", apunta.

Publicidad