Se encuentra usted aquí

Andrea Navedo no obliga a sus hijos a aprender español

La actriz es consciente de que sus hijos, Ava y Nico, solo aprenderán a hablar fluidamente español si son ellos mismos quienes decidan estudiarlo

Andrea Navedo no obliga a sus hijos a aprender español

Aunque ella se ha esforzado mucho en aprender español en un intento de conectar con sus raíces portorriqueñas, la actriz Andrea Navedo no piensa obligar a sus hijos, Ava (11) y Nico (8), a estudiar el idioma porque es consciente de que resultará inútil, a no ser que sean ellos mismos quienes decidan aprenderlo.

"Durante los cinco o seis primeros años, tenía niñeras que hablaban español. Pero luego mi hija empezó a resistirse [a hablarlo]. Sin embargo, hace poco mi hijo me pidió un tutor de español, así que le conseguí uno. Me di cuenta de que la única razón por la que yo fui capaz de aprender español es que quería hacerlo. No puedes obligar a nadie a aprenderlo", reveló la intérprete en una entrevista a la revista Parents Latina.

En su caso, Andrea -que creció en el multicultural barrio neoyorquino del Bronx- no hablaba español en su casa porque sus padres estaban "muy americanizados".

"Empecé a estudiarlo hace 15 años. Mis padres querían integrarse, así que aunque hablaban en español, estaban muy americanizados y se sentían más a gusto hablando inglés conmigo. Cuando tenía 11 años, mis padres me mandaron un mes a Puerto Rico. Mi abuela sí hablaba inglés, pero el resto de la familia no. Entonces yo me empecé a preguntar: '¿Quién soy?'. Así que aprendí español para recuperar mi identidad", confesó.

Uno de los lugares donde salen a relucir las raíces latinas de Andrea es en la cocina, ya que le gusta preparar a su familia su propia versión de las recetas de su abuela.

"Yo también estoy muy americanizada. La única cosa realmente latina que hago es cocinar arroz con frijoles y chuletas y tostones. Hago una versión más sana de la que había mi abuela: con menos sal, menos grasa y muchas más verduras. A veces lo preparo con arroz integral, lo cual es un sacrilegio".

Publicidad