Se encuentra usted aquí

Justin Baldoni teme que la fama corrompa sus buenas intenciones

El actor es reacio a hablar de su "trabajo filantrópico" porque tiene miedo de que su popularidad corrompa la "pureza" de sus intenciones

Justin Baldoni teme que la fama corrompa sus buenas intenciones

Aunque muchos de sus compañeros de profesión no dejan escapar nunca la oportunidad de que les fotografíen haciendo una buena obra o acudiendo a un acto benéfico, Justin Baldoni siempre ha sido reacio a hablar públicamente sobre su "trabajo filantrópico" porque teme que la fama acabe corrompiendo sus buenas intenciones.

"Últimamente me he sentido dividido acerca del concepto de 'celebridad' y lo que realmente significa. Ahora que algunas personas 'siguen' lo que hago, ¿debería hablar más sobre mi trabajo filantrópico o sobre las partes buenas de mi vida? No estoy seguro... Más que nada porque creo en lo que yo llamo 'servir en secreto': hacer cosas buenas y no hablar nunca de ello a otras personas. Dios siempre sabe cuáles son nuestras intenciones y la fama supone toda una prueba, porque quiero que mis intenciones sigan siendo puras", confesó Justin en su cuenta de Instagram.

Sin embargo, Justin también es consciente de que su popularidad puede ayudar a sacar a la luz graves problemas sociales. Por eso no ha tenido reparo en echar mano de sus redes sociales para invitar a todos sus seguidores a que se unan a él en el Skid Row Carnival of Love -que se celebrará el próximo sábado 23 de enero-, un evento que organiza desde hace ocho años en uno de los barrios marginales de Los Ángeles para "conectar" con las personas sin hogar.

"Si os hablo de esto, no es para conseguir 'likes' o cumplidos... Lo hago para iniciar un diálogo y para llamar la atención de todos acerca de algo que creo que es un gran problema y que está justo aquí al lado", aseguró en la misma publicación.

La labor humanitaria de Justin es uno de los aspectos más importantes de su vida debido a la educación que recibió de pequeño de sus padres, basada en la Fe Bahá'í, que hacía gran hincapié en qué puede aportar cada individuo al mundo.

"La base fundamental es que 'todos somos uno'. Por tanto, el propósito de la vida es que todos nos llevemos bien porque, literalmente, somos una gran familia", explicaba el actor recientemente en una entrevista a la revista La Palme.

Publicidad