Se encuentra usted aquí

Lupita Nyong'o abrumó a Ralph Fiennes con su locuacidad en el rodaje de 'El jardinero fiel'

La actriz era la encargada de escoltar a Ralph desde su camerino hasta el set de rodaje, una tarea que él acabó pidiéndole que hiciera en silencio

Lupita Nyong'o abrumó a Ralph Fiennes con su locuacidad en el rodaje de 'El jardinero fiel'

La actriz Lupita Nyong'o trabajó como asistente de producción en la película 'El jardinero fiel' en 2005, donde una de sus responsabilidades era escoltar al actor Ralph Fiennes desde su caravana al set de rodaje, una tarea que no le resultó demasiado cómoda porque Ralph no era una persona dada a la conversación.

"Ralph es un hombre muy tranquilo en el set de rodaje. Puede llegar a ser muy callado y eso me incomodaba. Yo trataba de sacar conversación preguntándole: '¿Cuál es tu película favorita? De todas las películas en las que has trabajado, ¿con cuál has disfrutado más?'. Él era muy educado y me respondía. Sin embargo, llegado un momento tuvo que decirme: 'Lupita, dame mi espacio'", cuenta la intérprete en una entrevista a la revista United Hemispheres.

En otra ocasión, el asistente de dirección le encargó que le diera un mensaje a Ralph -que acababa de terminar de grabar una escena- y Lupita eligió el peor momento para hacerlo: justo cuando el actor estaba recibiendo instrucciones del director de la película.

"Me habían encargado que le dijera una cosa a Ralph, pero él estaba hablando con alguien. Me acerqué a ellos y de repente el asistente de dirección se puso rojo de rabia. Me dijo: '¡Nunca interrumpas al director!'. ¡Yo no sabía ni quién era el director!", comenta.

Ahora que ha cosechado sus propios éxitos como actriz en la industria cinematográfica, Lupita -que participa en 'Star Wars: Episodio VII - El despertar de la Fuerza'- entiende la necesidad de Ralph de tener su propio "espacio" antes de rodar una escena.

"Cuando un actor llega al set de rodaje, tiene que producirse una transformación psicológica y emocional. Aprendí de esa experiencia lo que un actor necesita y tiene que pedir. Tienes que medirte a ti mismo. El momento antes de que la cámara empiece a rodar, el momento antes de que mi pie pise el escenario, tengo que utilizarlo para meditar. Tengo que alejarme del mundo tal y como lo conozco. Se trata de escuchar en silencio a mi motor interior", añade.

Publicidad