Se encuentra usted aquí

A Seal no le gustaba renovar sus votos matrimoniales cada año

El artista consideraba que la ceremonia se había convertido en un "circo"

A Seal no le gustaba renovar sus votos matrimoniales cada año

Dado el carácter discreto del cantante Seal, quien se separó de la modelo Heidi Klum en 2012 después de siete años de matrimonio, este no solo no disfrutaba al renovar sus votos de casado cada año sino que llegó a ver la celebración como un verdadero "circo".

"Eso fue idea de mi exmujer, la verdad. Se acabó convirtiendo en un circo, algo que no me gustaba porque soy una persona bastante discreta", contó en la emisora de radio SiriusXM.

Seal -padre de Leni (11), Henri (10), Johan (8) y Lou (6) junto a la maniquí- aceptaba celebrar la ceremonia para hacer feliz a Heidi y aunque le parecía que la tradición estaba "bien", no la consideraba necesaria.

"Cuando estás casado juegas en equipo y entiendes que cada uno tiene distintas vidas y haces lo que sea para apoyar a tu pareja. La renovación de votos, estaba bien. No sé si era necesaria, pero estaba bien", añadió.

Sin embargo, Heidi pensaba que ella y su exmarido tenían una visión parecida en cuanto a la tradición ya que en el pasado había declarado que ambos veían la renovación de votos matrimoniales como algo "muy especial".

"Es nuestro momento, un tierno momento familiar. Se trata de recordar el momento de amor que nos dimos y fortalecerlo. Es muy especial para nosotros, algo que nos encanta y a lo que nuestros hijos se han acostumbrado. Es como: '¡Ey, papá y mamá se quieren y se casan cada año!'", contaba a Redbook en 2010.

Publicidad