Se encuentra usted aquí

Amy Adams no quería parecer una estrella de Hollywood el día de su boda

La intérprete quería un vestido de boda distinto a los que suele llevar en la alfombra roja

Amy Adams no quería parecer una estrella de Hollywood el día de su boda

A la actriz Amy Adams una de las cosas que más le gustó de su boda con el artista Darren Le Gallo en mayo después de catorce años de relación fue su vestido de novia -una prenda muy especial de la firma Marchesa- distinto a los conjuntos que suele lucir en la alfombra roja.

"Quería llevar algo que nunca vistiera en la alfombra roja. Quería que fuera muy femenino", cuenta a People.

A Amy le gustó tanto el vestido que quiere guardarlo para siempre.

"¡Es un traje! No puedes usarlo para otra cosa, simplemente lo guardas en una caja. Compartiré una foto [del vestido] porque me encantó. Era tan bonito", añade.

Aunque la intérprete de 41 años suele ser alabada por sus elecciones de vestuario, ha revelado que se inspira en Cate Blanchett como icono de estilo.

"Ella es mi sueño porque es muy elegante y tiene altura, por lo que puede llevar todos esos diseños modernos. Todo lo que lleva tiene un toque especial y lo lleva muy bien".

Amy no solo piensa guardar sus vestidos para ella misma sino también para que su hija de cinco años, Aviana, los use en el futuro.

"Tengo algunos vestidos de los Óscar... pero para toda la vida, mis abrigos de cachemira. O puede que nunca se los dé".

Publicidad