Se encuentra usted aquí

La víctima sexual de Roman Polanski, a favor de que el caso 'se cierre'

Samantha Geimer se solidariza con el director de cine y quiere que le dejen por fin dejar atrás el suceso que le llevó a declararse culpable de abuso sexual a

La víctima sexual de Roman Polanski, a favor de que el caso 'se cierre'

Samantha Geimer, quien fue víctima de abusos sexuales por parte de Roman Polanski en 1977, siente que a estas alturas el director de cine debería poder pasar página del incidente del que se declaró culpable: mantener relaciones sexuales con una menor después de emborrachar con champán a la joven y facilitarle drogas antes de tomarle fotos y tener sexo con ella cuando solo contaba con 13 años.

"Él dijo que lo hizo. Se declaró culpable. Fue a la cárcel. No sé qué quiere la gente de él. Estoy segura de que es un buen hombre, sé que tiene una familia y que se merece el cierre [del caso], que le dejen pasar página. De alguna manera acabamos en el mismo bando. Las cosas tuvieron que ir muy mal para que acabaran de este modo", contó la víctima de 52 años al canal de televisión NBC News.

Geimer está satisfecha de que el director de 82 años no haya sido extraditado a EE.UU. -extradición denegada por un juez polaco hace escasos días- ya que para ella el caso se ha convertido en una "parodia".

"Creo que hicieron lo correcto y tomaron la decisión adecuada dados los hechos. Como soy consciente de todo el tiempo que lleva este caso, estoy muy satisfecha y contenta".

Geimer cree que los fiscales solo continúan con el caso por publicidad.

"Es una broma. Una parodia. La justicia de Hollywood en su máximo esplendor".

Polanski pasó 42 días en la cárcel antes de ser liberado, después dejó el país temiendo que el juez rechazara el acuerdo con la fiscalía y le devolviera a prisión.

Publicidad