Se encuentra usted aquí

Alexa Chung cree que es demasiado mayor para sacarse selfis

La modelo cree que una "mujer adulta" como ella no debería sacarse autorretratos para mandárselos a la gente

Alexa Chung cree que es demasiado mayor para sacarse selfis

La última vez que la modelo Alexa Chung intentó sacarse un selfi mientras estaba tirada en la cama para enviárselo a un amigo se sintió tan ridícula que decidió que ya era demasiado mayor para ese tipo de cosas.

"Estuve a punto de publicar un selfi en la cama ayer y pensé: '¿Qué es lo que me pasa? Soy una mujer adulta y estoy aquí tumbada en la cama saludando a la cámara e intentando encontrar el ángulo correcto. ¿Por qué no me limito a llamar a estas personas?'", explicó Alexa, de 31 años, a la revista ELLE.

Con el paso del tiempo la maniquí también ha ganado seguridad en sí misma, especialmente a la hora de interactuar con desconocidos.

"Me he vuelto más segura de mí misma porque sé que, realmente, no puede pasar nada malo [cuando conoces a gente]. Todas las interacciones sociales con extraños son un poco incómodas, pero eso es lo único malo que se desprende de ellas. Por suerte, la mayoría de la gente es muy agradable. Si eres abierta y amable, se comportan de la misma forma contigo. A todo el mundo le preocupa que la gente no vaya a acordarse de ellos o que a nadie le interese lo que tengan que decir. Todos los seres humanos somos muy parecidos", añadió.

La experiencia más intimidante que ha experimentado Alexa en toda su vida fue acudir por primera vez a la gala del Met, aunque una vez superado ese trago cree que nada puede asustarla ya.

"Después de mi primera gala del Met en 2010, nunca más he vuelto a estar asustada. Tienes que ir sola, vestida de forma extravagante y tienes que subir unas escaleras gigantes para encontrarte con un grupo de gente de lo más intimidante. Siempre acabas topándote con algún actor famoso, y te quedas en plan: '¡Eh! Soy Alexa'. Una vez que estás allí es divertido, pero la idea en sí es aterradora. No podrías sentirte peor, pero también es maravilloso y después de pasar por eso nada te da miedo. A veces da más miedo ir a casa y tener que explicarle a tu primo lejano cómo te ganas la vida".

Publicidad