Se encuentra usted aquí

Eduardo Verástegui siempre incluye una misa en su planificación diaria

El actor siempre reserva tiempo en su agenda cuando planifica sus rodajes o sus giras promocionales para dedicarlo a su fe

Eduardo Verástegui siempre incluye una misa en su planificación diaria

De puertas afuera, Eduardo Verástegui es uno de los hombres más deseados de toda Latinoamérica y una de las pocas estrellas mexicanas que ha logrado hacerse un hueco en Hollywood, pero en la intimidad es sencillamente un hombre extremadamente religioso que reza el rosario y acude a misa cada día, sin importar donde se encuentre.

"Lo que más me ayuda, sin duda, es la comunión diaria. Creo que esa es 'mi lotería', mi gran riqueza. Al preparar un plan de trabajo o una gira de promoción por ejemplo, siempre incluyo la misa en mi planificación diaria. Además, tengo una devoción especial por San José. De hecho, yo me llamo José Eduardo. Trato de rezar el rosario diario. Y hago lecturas espirituales. Todo eso me da fuerza interior, da fuerza a los 'músculos del alma'", reveló el intérprete en una entrevista al periódico digital Religión en Libertad.

La vida de Eduardo cambió hace más de una década, cuando se dio cuenta de que estaba siguiendo el camino equivocado dejándose tentar por "la fama y las mujeres".

"Hace 13 años tome conciencia de mis responsabilidades. Vivía en una burbuja muy superficial de soberbia, placeres... Seguía el camino del mundo, buscando fama, mujeres... Unos amigos, una maestra de inglés sobre todo, me ayudaron a tener una nueva visión. Y en cierto momento prometí a Dios que nunca trabajaría en nada que ofendiera a mi fe, a mi familia o a mi comunidad hispana. Tenía 28 años, y hoy tengo 41. Para eso necesito fortaleza, conocerme a mí mismo y no ir solo. Igual que uno entrena en el gimnasio los músculos del cuerpo y tiene entrenador, también entrena los 'músculos' del alma, con ayuda de un entrenador espiritual, que en mi caso han sido varios sacerdotes", afirmó.

Además, Eduardo sigue una "disciplina de castidad" desde hace más de una década porque quiere esperar hasta que conozca a la mujer de su vida para compartir con ella algo tan "sagrado" como el sexo.

"He pasado 13 años sin sexo. Y me ha costado mucho trabajo. El sexo es sagrado, es un regalo de Dios. Hay que cuidarlo y preservarlo para compartirlo con la mujer más importante de tu vida. En mi caso, esa persona va a ser la madre de mis hijos, que será mi esposa el día que me case", explicaba el intérprete en el programa 'Cala' de la cadena CNN en Español.

Publicidad