Se encuentra usted aquí

Jessica Alba fue una niña 'regordita'

La actriz tenía problemas respiratorios que le impedían practicar demasiado deporte de pequeña

Jessica Alba fue una niña 'regordita'

Aunque a día de hoy Jessica Alba puede presumir de haber protagonizado la portada de innumerables revistas gracias a su impresionante silueta, de pequeña fue una niña "regordita" debido a sus problemas de asma, que le impedían practicar ejercicio durante prolongados periodos de tiempo.

"Estuve en un equipo de natación, y como era regordita siempre llegaba la última, pero la última con diferencia. Siempre lloraba y recuerdo que no podía respirar", confiesa la intérprete en una entrevista a la revista Self.

Jessica aprendió a superar sus problemas físicos gracias a sus padres, que nunca le permitieron tirar la toalla.

"Mis padres siempre me decían: '¡Has empezado esto y lo vas a acabar!'. Me hicieron ser constante y aprender a levantarme. Fue un proceso doloroso, pero aprecio ese tipo de amor más duro", añade.

Ahora Jessica, que es madre de Honor (7) y Haven (4) junto a su marido Cash Warren, ha conseguido superar sus problemas de autoestima y se siente mejor que nunca en su propia piel.

"Me siento más cómoda que nunca en mi propia piel. Creo que sencillamente a medida que te vas haciendo mayor cambia tu mentalidad sobre lo que realmente importa", explicaba Jessica a Us Magazine.

Publicidad