Se encuentra usted aquí

El hijo secreto de Carlos Baute no guarda 'rencor' a su padre

José Daniel Arellán no piensa renunciar a su batalla para conseguir que el cantante le dé su apellido

El hijo secreto de Carlos Baute no guarda 'rencor' a su padre

José Daniel Arellán (26), el hijo 'secreto' que Carlos Baute tuvo con su novia de juventud, Náyera Arellán, cuando tenía 14 años, no piensa renunciar a su lucha para conseguir que su famoso padre le dé su apellido, aunque insiste en que no le guarda "rencor" a pesar de que el cantante solo accedió a reconocer su paternidad legalmente en noviembre de 2012 tras un arduo proceso legal.

"Creo que llevar el apellido Baute es un derecho que me pertenece y es importante para hacer justicia a mi madre", explica José Daniel en una entrevista a la revista Pronto, donde añade: "Mi madre no me inculcó rencor contra él. Y, pese a mi experiencia, no lo he sentido nunca, aunque emocionalmente siempre tendré la carencia de la figura de un padre".

La relación entre padre e hijo ha sido inexistente desde que nació José Daniel, que sin embargo sí estuvo en varias ocasiones en casa de su abuelo paterno. De hecho, fue precisamente en el funeral de este donde por fin pudo conocer en persona a Carlos.

"Conocí a mi padre cuando falleció mi abuelo, el representante de Carlos vino a mi encuentro y me fue interrogando hasta que llegué a la capilla. Debió pensar que albergaba algún interés perverso. Carlos se acercó a mí, nos fundimos en un abrazo y seguimos en el velatorio sin más. Pensé que íbamos a tener cierta comunicación, pero no fue así", recuerda el joven.

Por su parte, el cantante se ha negado a hablar en todo momento de sus problemas legales con su hijo.

"Con todo el cariño y respeto, pero no hablo de ese tema. Me encantaría responderte, pero no voy a decir nada. Repito, no hablo de ese tema. Cambiemos de tema", afirmaba tajante el venezolano hace un año durante una entrevista con el periódico El Mundo, en la que aseguró que tanto él como su mujer, Astrid Klisans, tenían "muchísimas ganas" de convertirse en padres.

Publicidad