Se encuentra usted aquí

Salma Hayek temió ser demasiado mayor para ser madre

La actriz tuvo a su hija a los 41 años y llegó a pensar que era demasiado mayor para estrenarse en la maternidad

salma-950.jpg

 

La actriz Salma Hayek llegó a preocuparse profundamente antes del nacimiento de su hija Valentina (7), a quien tuvo con 41 años, porque pensaba que no sería capaz de convertirse en madre tan "tarde".

"Tuve a mi hija muy tarde. Pensé que no iba a ser capaz de hacerlo y fue algo muy importante para mí", confiesa la actriz a la revista People.

La llegada al mundo de Valentina fue algo tan importante para la mexicana que decidió abandonar su carrera durante un tiempo para centrarse en la maternidad. Sin embargo, eventualmente François-Henri Pinault -padre de Valentina- consiguió convencerla de que regresara al cine, algo por lo que le está muy agradecida porque piensa que ser madre trabajadora da un buen ejemplo a su hija.

"Es importante que tus hijos entiendan que son lo más importante, pero que no pueden serlo todo. Tienes que enseñarles con tu ejemplo que eres tu propia persona y que tienes que continuar creciendo en el campo en el que estás trabajando", explicó Salma.

Lo único que empaña ahora la felicidad familiar de Salma son las discusiones que mantiene con su marido sobre a quién se parece más Valentina.

"Yo creo que es más como él y él piensa que es más como yo. Yo creo que se parece a él y él piensa que se parece a mí", concluyó.

 

Publicidad