Se encuentra usted aquí

Kate Moss prefiere ser rubia

La modelo tuvo que oscurecerse el pelo para una campaña y no le gustó

Kate Moss prefiere ser rubia

La modelo Kate Moss (39) tuvo que teñirse el pelo de color oscuro para una campaña publicitaria en 2013, y aunque el cambio sí que agradó a su marido Jamie Hince, a su hija Lila (12) no le impresionó la transformación.

"Me oscurecí el pelo para una campaña de Versace, no me gustó. Tendría que llevar más maquillaje del que uso normalmente si me quedara con el pelo oscuro, y eso ya sería demasiado para mí. A Jamie le gusto con el pelo moreno, a Lila no", declara la actriz en la edición británica de la revista Marie Claire.

Pero la maniquí recuerda un despropósito aún mayor: cuando decidió usar un autobronceador sin quitarse los calcetines.

"Experimenté con el autobronceador cuando salió por primera vez, era muy joven y me dejé los calcetines puestos. El resultado fueron piernas naranjas hasta el tobillo y los pies blancos, ¡muy bonito! Durante un tiempo me dio miedo volver a intentarlo. Imagino que Lila tendrá una o dos experiencias parecidas algún día".

A pesar de su trabajo, Kate prefiere pasar tiempo con su hija antes que estar pendiente de su apariencia.

"Prefiero pasar el rato con mi hija a que me hagan la manicura, así que me cuido las uñas en casa", reconoce la actriz a la misma publicación.

Publicidad