Se encuentra usted aquí

La relación entre Rob y Kim Kardashian termina por deteriorarse

Rob no está dispuesto a perdonar a su hermana por haber dicho que solo se dedica a "fumar porros" en una entrevista para Rolling Stone. 

950RobKardashian.jpg

La ya de por sí tensa relación entre Rob Kardashian y su hermana Kim, que parecía haber mejorado ligeramente durante las últimas semanas a tenor de los amables tuits que ambos habían intercambiado, parece haber terminado de deteriorarse completamente después de que la estrella televisiva asegurara en una entrevista que Rob dedicaba todo su tiempo a "fumar porros".

"Rob y Kim estaban en buenos términos de nuevo y se volvían a llevar bien. Pero ahora él está furioso por los comentarios que ella hizo en la revista Rolling Stone. Ha estado criticándola por teléfono, está muy enfadado. Rob ha bloqueado a Kim en su móvil. No quiere oír nada de lo que tenga que decirle. Dice que no hay excusa posible para lo que ha dicho. No la perdonará esta vez", aseguró una fuente a Us Weekly.

Este último problema entre los dos hermanos comenzó por culpa de la sinceridad extrema de Kim cuando le preguntaron sobre el "misterioso" comportamiento de Rob, que ya no aparece en el programa familiar 'Keeping Up with the Kardashians', y su evidente aumento de peso.

"Lo que le está sucediendo a Rob no es ningún misterio. Ha ganado peso. Se siente incómodo frente a las cámaras del programa y no pasa nada por ello. Pero, si la pregunta es si creo que se pasa el día vagueando, fumando marihuana, bebiendo cerveza y jugando a los videojuegos, entonces la respuesta es sí", aseguraba Kim a la mencionada revista.

Además, Kim se atrevió incluso a bromear con los problemas de peso y la adicción a las sustancias ilegales de Rob cuando le preguntaron si su hermano no era más del tipo que prefiere "tomar metanfetaminas en el hotel Ritz con un par de prostitutas".

"No, eso no es lo suyo. Si lo fuera, estaría delgado", respondió Kim.

Por Bang ShowBiz

 

Publicidad