Se encuentra usted aquí

Jeremy Renner recuerda cómo perdió la virginidad

El actor perdió la virginidad durante sus años de instituto y reconoce que fue una experiencia "muy incómoda" en la que estuvo "muy nervioso"

Jeremy Renner recuerda cómo perdió la virginidad

El actor de 'Los Vengadores: la era de Ultrón' Jeremy Renner no olvida hasta ahora cómo perdió la virginidad junto a una compañera de instituto. Para el intérprete fue una experiencia "incómoda" en la que estuvo muy nervioso, y fueron precisamente esos nervios los que le llevaron a preocuparse por las medidas de protección horas antes del gran acontecimiento.

"Yo era de los alumnos mayores y ella estaba en primer año en el mismo instituto. Solía venir con su madre a la tienda donde yo empaquetaba las compras de la gente. Eran nuevas en la ciudad. Un día organicé una pequeña fiesta en casa de mi padre, con algunos de mis amigos, las amigas de mi hermana gemela y algunos de sus amigos. Comenzó a las cinco de la tarde. Teníamos música y alguna cerveza. Terminamos a medianoche. Pero sabiendo que la oportunidad iba por fin a presentarse, me había puesto el condón mucho antes de cuando realmente lo íbamos a hacer. Me lo puse unas cuatro o seis horas antes. Estaba tan nervioso que no quería ponérmelo al revés o lo que fuera. Lo hicimos en la cama de agua de mi padre, donde nos quedamos dormidos. Estoy completamente seguro de que fue algo que quedó olvidado muy pronto. Fue una cosa incómoda, yo estaba muy nervioso", cuenta el actor de 44 años en la revista Playboy.

Sin embargo, el romance de Jeremy y la joven duró poco, ya que los padres de ella, al enterarse, le prohibieron tener contacto con él de nuevo.

"Su madre me despertó con su llamada. Me sentí mal porque estaba muy enfadada conmigo, como lo estaría cualquier padre. Después seguí viéndolas en la tienda donde empaquetaba las compras. Y en el instituto, pero a ella ya no le dejaban salir después de clase", añadió.

Aunque no está muy orgulloso de cómo sucedió todo, sí que está agradecido a su padre por haberle enseñado a tomar medidas de protección desde joven.

"Recuerdo a mi padre diciéndome: 'Hijo, no glove, no love' (no guante, no amor). Cuando era adolescente él era padre soltero, estoy seguro de que él mismo tenía sus cosas. Abrió un cajón y me dijo: 'Aquí están los condones'".

Publicidad