Se encuentra usted aquí

Kate Moss, sacada de un avión por mal comportamiento y embriaguez

La modelo organizó un escándalo en un vuelo procedente de Turquía con destino a Reino Unido el pasado fin de semana porque se habían acabado sus bocadillos

KateMoss.jpg

El incidente que acabó con Kate Moss siendo escoltada por la policía fuera de un avión de la compañía EasyJet el pasado fin de semana comenzó con un espectacular enfado por parte de la modelo al descubrir que el personal de cabina se había quedado sin su tipo favorito de bocadillos, por lo que ella tendría que conformarse con cualquier otro refrigerio hasta que el vuelo aterrizara en el aeropuerto de Luton.

"Yo estaba dormido en la parte trasera del avión y me despertaron sus gritos. Ella también estaba sentada en las últimas filas y ella y su amiga estaban armando un escándalo porque se había acabado el tipo de sándwich que quería. El personal del avión se estaba tomando un descanso en la parte trasera para comer cuando ella empezó a gritar: 'Parece que está jodi**mente bien que ellos coman pasta mientras nosotros estamos hambrientos'. No paraba de utilizar un lenguaje malsonante y uno de los asistentes de vuelo parecía bastante molesto", explicó Ian Thorne, uno de los pasajeros que viajaba en compañía de sus dos hijas adolescentes, al periódico The Sun.

El testigo afirma que Kate se encontraba en un estado de evidente embriaguez y que no paró de comportarse "de forma ridícula" durante todo el vuelo, para disgusto del resto de pasajeros.

"Ella podría permitirse viajar en jet privado, donde ella y sus amigos podrían comportarse como les diera la gana. No necesita arruinar el viaje de todos los demás", se quejó Thorne.

El comportamiento de Kate podría deberse al programa de desintoxicación que estuvo siguiendo en el centro The LifeCo de Bodrum.

"Kate habrá estado bebiendo té negro cada mañana a los pies de la piscina y siguiendo una dieta detox que dura una semana y que consiste en beber arcilla de bentonita, pasto de trigo y chupitos de sales del Himalaya. Además de recibir crioterapia y saunas de infrarrojos, y practicarse ella misma cinco lavados de colon. Pero el último día Kate siempre rompe el ayuno para celebrarlo antes de volver a casa. Habrá comido su pizza favorita de carne picada de cordero con algo de alcohol para beber. Pero es difícil que el cuerpo asuma eso. Habrá ido al aeropuerto justo después de comer en un restaurante en el que habrá estado bebiendo vino y vodka", contó una fuente al mismo medio.

Por Bang ShowBiz

 

Publicidad