Se encuentra usted aquí

La madre de Caitlyn Jenner continuará llamándole 'Bruce'

Esther Jenner no utilizará el nombre que el exdeportista olímpico ha adoptado tras completar su transición

6e30f9061cbfa60054090259bea93647.jpg

 

La madre de Caitlyn Jenner, Esther (88) no utilizará el nuevo nombre que la exdeportista olímpica ha adoptado tras completar su cambio de sexo, aunque sí reconoce que su famosa hija parece más en paz consigo misma desde que inició su transición a mujer.

"¡Es preciosa! Estuve con ella hace una semana. Bueno, en realidad llegué a casa hace una semana y media y conocí a Caitlyn. Parece más... en paz. Pero todavía le llamaré Bruce, es el nombre que su padre y yo le pusimos. Va a resultar difícil para mí adaptarme a este cambio, pero lo haré con gusto. Estoy muy feliz por él, ¡perdón!, por ella", aseguró Esther al portal Access Hollywood.

En un principio, la madre de Caitlyn albergaba serias dudas sobre los motivos que habían empujado al exmarido de Kris Jenner a iniciar su proceso de cambio de género, ya que sospechaba que podía estar haciéndolo únicamente por motivos económicos.

"Me desperté una noche y lo único en lo que podía pensar era: '¿Por qué es necesario que [Caitlyn] se someta a todas esas cirugías? ¿Es todo por dinero?'. Y eso era algo que me preocupaba enormemente. Durante los últimos 25 años ha llevado una vida, no sé si era cosa suya o de Kris o de ambos, pero parecía que su estilo de vida giraba en torno al dinero. Por eso se me pasó esa idea por la cabeza", confesaba Esther a la revista Vanity Fair.

Por su parte, Caitlyn ha revelado en su primer posado como mujer las verdaderas razones de su separación de Kris Jenner, madre de sus hijas Kendall (19) y Kylie (17), antes de decidir hacer pública su decisión de convertirse en mujer.

"El 20% de nuestros problemas eran por culpa del género, y el otro 80% por la forma en que [Kris] me trataba... En muchas ocasiones no era agradable conmigo. La gente veía cómo me maltrataba. Era ella quien controlaba el dinero... todas esas cosas. Durante los primeros 15 años sentía que me necesitaba porque yo era quien ganaba el pan, pero cuando llegó a nuestras vidas el programa, cuando eso sucedió y era ella quien organizaba todo y se llevaba el mérito y tenía su propio dinero... Desde ese momento ya no me necesitó demasiado. La relación cambió, creo que en muchos sentidos se volvió menos tolerante. Entonces yo me enfadaba y nuestra relación comenzó a tambalearse", revela Caitlyn en el adelanto del número de julio de Vanity Fair, en el que aparece en portada.

Por: Bang Showbiz

Publicidad