Se encuentra usted aquí

Jessica Alba prefiere beber vino antes que ir al gimnasio

La actriz ya no realiza tanto ejercicio como antes de ser madre

Jessica Alba prefiere beber vino antes que ir al gimnasio

Aunque la actriz Jessica Alba quiere seguir estando en forma tras el nacimiento de sus hijas Honor (6) y Haven (3), reconoce que cada vez le cuesta más seguir una rutina deportiva regular porque tiene más ganas de ver la televisión o de beber vino que de ir al gimnasio.

"En realidad no hago demasiado ejercicio. No es mi prioridad, debería serlo, pero no lo es. Hice mucho deporte tras tener a mis hijas y es como si hubiera dejado de disfrutarlo. Al final del día, prefiero ponerme a contestar correos electrónicos, a hablar con mis amigos por teléfono o a ver programas malos en televisión bebiendo vino. Superar mi propio límite ya no me parece tan divertido. Lo único que quiero es despertarme y pasar tiempo con mis niñas, nada más", explicó la intérprete a la revista HELLO!

Por el momento Jessica no se plantea la opción de pasar por quirófano para conservar su figura, pero no descarta la posibilidad de hacerlo en el futuro.

"No me haría la cirugía estética, pero eso no quiere decir que esté completamente en contra. A algunas mujeres les salen estrías y se les queda la piel fofa después de tener hijos y eso no se puede arreglar a no ser que te hagas una abdominoplastia. Es cuestión de genética si te salen o no. Yo quiero seguir poniéndome bikinis con 40 años y quiero ser sexy para mi marido. Así que, ¿quién sabe?", confesó.

Publicidad