Se encuentra usted aquí

Sofía Vergara paga 1.000 dólares al mes por mantener congelados sus embriones

La actriz prefiere no correr riesgos y hacerse cargo ella de los gastos por mantener congelados los embriones que creó junto a Nick Loeb y que este quiere llevar

Sofía Vergara paga 1.000 dólares al mes por mantener congelados sus embriones

El final de la relación con su prometido Nick Loeb le está saliendo caro a Sofía Vergara, quien no solo ha tenido que hacer frente a los costes de la batalla legal que mantiene con el empresario por el control de los dos embriones femeninos que crearon antes de su ruptura, sino que también tiene que pagar 1.000 dólares al mes para mantener congelados los mismos.

Aunque en un principio Nick se ofreció a correr con los gastos de 'manutención' del almacenamiento criogénico, Sofía ha decidido que lo mejor será que lo haga ella misma visto el deseo de su exprometido de llevar a término los embriones.

"Sofía puede permitirse mantener los embriones congelados, porque gana casi 40 millones de dólares al año. Nick se ha ofrecido a pagar la cuota, pero Sofía se ha negado. Aunque Nick necesitaría su permiso por escrito antes de implantar los embriones en una gestante subrogada para que se quedara embaraza, Sofía no quiere correr ningún riesgo", aseguró un informante al portal Radar Online.

Los planes de Sofía consisten ahora en mantener los embriones almacenados hasta que ella o Nick mueran.

"Los embriones continuarán congelados hasta que ella o Nick mueran, y Sofía continuará haciéndose cargo financieramente de este compromiso", añadió.

Desde el punto de vista de la colombiana, su expareja no tiene ninguna posibilidad de anular el contrato legal que ambos firmaron antes de comenzar el proceso de fecundación in vitro, tal y como el empresario solicita en la demanda que ha interpuesto contra ella alegando que tenía previsto destruir los embriones.

"Existe un contrato contra el que no puede hacer nada. En aquel momento incluimos en él lo que quisimos. No es como si te diesen el contrato justo antes de extraerte los óvulos. No, te lo dan con un tiempo de antelación. Lo miras, lo lees varias veces... Y no es solo eso, nosotros lo hicimos en dos ocasiones. Dos ocasiones diferentes, ¿y ahora de repente cambia de opinión? ¿Qué juez va a darle la razón? Incluso si se trata de destruir [los embriones] o no, no es lo que firmó en su momento. Debería haber pensado en todo eso", explicaba Sofía en el programa de radio de Howard Stern en la emisora SiriusXM.

Publicidad