Se encuentra usted aquí

La muerte de Joan Rivers resultó 'un duro golpe' para su nieto Cooper

La hija de la presentadora se preocupó inmensamente al descubrir el fuerte impacto que la muerte de su famosa madre tuvo en su único nieto

La muerte de Joan Rivers resultó 'un duro golpe' para su nieto Cooper

La productora Melissa Rivers (47), hija de la famosa presentadora Joan Rivers -que falleció el año pasado debido a complicaciones derivadas de una cirugía-, reconoce que la muerte de su famosa madre resultó un duro golpe para su hijo Cooper (14), el único nieto de Joan.

"Fue un duro golpe para Cooper. Estaba muy triste. Me dijo: 'Nada volverá a estar bien nunca más'. Le tuve que decir: 'No pasa nada, nos tenemos el uno al otro. Todo va a salir bien'", reveló Melissa.

Al joven Cooper -que solía aparecer en el programa de telerrealidad de su famosa abuela y su madre, 'Joan & Melissa: Joan Knows Best?'- también le resultó muy difícil lidiar con los momentos de tristeza que vivió Melissa tras el funeral de la presentadora.

"Al principio, cuando Cooper me veía llorar, se enfadaba mucho porque le resultaba frustrante y me decía: '¿Qué quieres que haga?'. Porque no sabía cómo arreglar el problema. Le expliqué que no pasaba nada por llorar. Y hubo muchas noches en las que nos acurrucábamos juntos en la cama. A veces llegaba a casa y me decía: 'No estoy teniendo un buen día'. Entonces le decía que no pasaba nada, que tenía derecho a que eso le sucediera. Ahora, a veces me encierro en mi vestidor y lloro. Es una manera de liberar tensión. Cooper no necesita verme desmoronarme. No pasa nada porque me vea triste, pero no debe verme hecha un desastre", añadió.

Publicidad