Se encuentra usted aquí

Kelsey Grammer se culpó durante años por el asesinato de su hermana

El intérprete cayó en las drogas durante los años 80 y 90 tras el asesinato y violación de su hermana Karen, un incidente por el que se estuvo culpando mucho

Kelsey Grammer se culpó durante años por el asesinato de su hermana

El actor Kelsey Grammer fue adicto a las drogas durante su juventud debido a que entonces, era incapaz de "perdonarse" por la traumática muerte de su hermana pequeña, Karen, de 18 años. La joven fue secuestrada, violada y asesinada cuando el intérprete tenía 20 años, y su comportamiento autodestructivo posterior fue un resultado directo de la tragedia.

"Seré totalmente sincero. Esa fue la época en la que no me podía perdonar a mí mismo por la muerte de mi hermana", confesó Kelsey al nuevo número de la revista Vanity Fair acerca de su oscura época en los años 80 y 90, cuando abusaba del alcohol y la cocaína.

En una carta escrita por el actor en 2009 -en la que se oponía a concederle la libertad condicional al asesino de su hermana, Freddie Glenn- Kelsey confesaba que desearía haber sido capaz de "proteger" a su hermana, ya que sentía que era su responsabilidad como "hermano mayor", aunque ahora se ha dado cuenta de que esa manera de pensar "no era razonable".

"Es difícil de explicar. No es razonable. Pero ocurre así de todas las maneras. Conozco a mucha gente que ha perdido a sus hermanos y se culpan por ello", contestó al ser preguntado sobre la forma en la que habría protegido a Karen, a pesar de que ambos vivían en diferentes estados de Norteamérica.

Sin embargo, esta trágica muerte no es la única que se ha dado en su familia, pues el actor también tuvo que hacer frente al asesinato de su padre -con el que no vivía- a manos de un psicópata y a la muerte de sus dos hermanastros tras sufrir un accidente mientras hacían submarinismo, unas traumáticas pérdidas que ahora Kelsey entiende como "parte de la vida".

"Cada uno de nosotros va a experimentar pérdidas dolorosas. Yo simplemente he tenido una gran dosis de ellas. Por cada historia trágica, hay otra que es igual de trágica o aún más. Creo que al final lo ves como parte de la vida".

Actualmente, el intérprete está viviendo una de las etapas más felices gracias a su cuarta mujer, Kayte Walsh, y a sus hijos Faith (2) y Kelsey Jr. (8 meses).

"Esta joven y adorable mujer ha iluminado mi mundo y cambiado mi corazón, que estaba endurecido. Ahora estamos muy bien, me siento joven y vivo", añadió Kelsey, padre también de otros cuatro hijos fruto de anteriores relaciones.

Publicidad