Se encuentra usted aquí

Miranda Kerr no se toma la vida 'demasiado en serio'

La modelo intenta mantenerse fiel a su filosofía de no tomarse la vida demasiado en serio para superar cualquier disgusto en el terreno personal y profesional

Miranda Kerr no se toma la vida 'demasiado en serio'

La modelo Miranda Kerr ha conseguido superar algunos de los momentos más duros de su pasado, incluyendo su separación del actor Orlando Bloom -padre de su hijo Flynn (4)-, gracias a su filosofía personal de no tomarse la vida "demasiado en serio".

"Si pudiese decirle algo a mi yo del pasado, sería: 'Todo es parte de una evolución. No importa si es algo positivo o negativo, es una evolución. Intenta comprender cuál es el objetivo último, sé consciente de que cada día estás un paso más cerca de alcanzarlo'. La vida consiste en divertirse y aprovechar a fondo cada momento, no está hecha para tomársela demasiado en serio. Aunque soy madre y tengo un negocio que dirigir, a veces siento que puedo ponerme demasiado seria. Entonces es cuando se acaba la diversión y te tienes que preguntar: 'Bueno, ¿por qué estoy haciendo todo esto?'", reveló la maniquí a la edición australiana de la revista InStyle.

A pesar de la actitud desenfadada con la que afronta su vida, Miranda está convencida de merecerse todo el éxito profesional del que disfruta a día de hoy debido a lo duro que ha trabajado desde muy joven.

"He trabajado muy duro para llegar a donde estoy ahora, y eso es algo que me inculcaron desde muy pequeña. Y he aprendido mucho de la vida", aseguró.

Publicidad