Se encuentra usted aquí

La policía refuerza su protección a Catalina de Cambridge a un mes de dar a luz

Un equipo trabaja para proteger a la mujer del príncipe Guillermo de los acosadores

La policía refuerza su protección a Catalina de Cambridge a un mes de dar a luz

Un equipo especial de la policía, perteneciente al Fixated Threat Assessment Centre (centro de evaluación de amenazas de obsesionados), visita estos días a los seguidores "más peligrosos" de Catalina de Cambridge, cuando falta solo un mes para el nacimiento de su segundo bebé -el primero, el príncipe Jorge, nació hace 19 meses.

Además, los agentes buscan en internet posibles amenazas a la mujer del príncipe Guillermo, puesto que saben que el peligro que suponen estos acosadores aumenta cuando se van a producir eventos importantes, como puede ser una boda o el nacimiento de un bebé.

"[Estos eventos] dan lugar a una mayor probabilidad de que se produzca un incidente. Si uno mira atrás en la historia, la mayor amenaza para la familia real, aparte del IRA, han sido las personas obsesionadas. La prevención es una de las áreas clave ya que alrededor del 70% de los casos donde ha habido estos ataques, la persona obsesionada previamente había indicado que iba a hacer algo antes de que se produjera el incidente", contó Dai Davies, exjefe de protección real de la Policía Metropolitana, al Daily Mirror.

El FTAC -formado por nueve detectives, tres enfermeros y un oficial de apoyo a la comunidad- está dirigido por un psiquiatra y un psicólogo, e investiga posibles amenazas a personalidades. La forma en la que creen que es posible alejar a estos acosadores de sus víctimas es monotorizarles dentro de la comunidad y reducir así el riesgo de algún incidente violento, asegurándose de que estas personas tienen acceso a servicios de salud mental.

El palacio de Buckingham recibe en torno a 10.000 cartas al año de personas con enfermedades mentales, la mayoría de ellas inofensivas.

"Tenemos un número considerable de gente que se cree que es la reina o que están enamorados del príncipe Guillermo", aseguraba el año pasado el psiquiatra forense Frank Farnham.

Publicidad